Diario Sur

El Ibex-35 afloja al final y se le escapan los 10.900 puntos

Sede del Ibex-35.

Sede del Ibex-35.

  • Al cierre daba un último cambio más abajo, lo que supone una revalorización del 0,37% después de que la CNMV prohibiera durante un mes especular sobre Liberbank

Jornada de rebote en los mercados de renta variable europeos. El selectivo español comenzaba este martes prácticamente plano, en el entorno de los 10.840 puntos, para marcar máximos del día cien puntos por encima, en los 10.940 puntos. Al cierre, daba un último cambio más abajo, en los 10.882 puntos, lo que supone una revalorización del 0,37%. Dejó escapar al final los 10.900 puntos.

Otros índices lo hicieron mejor que el Ibex-35, como el PSI-20 de Lisboa y el Ftse Mib de Milán, con ganancias de alrededor de un 0,85%. El Dax alemán, por su parte, se apuntó un 0,59%. El Cac 40 francés terminó el día con una subida del 0,40%. De nuevo, todas las miradas estaban centradas en Liberbank. En el valor se impuso la recogida de beneficios tras la subida del 41% ayer y retrocedió un 13,85%. Quizás los inversores aprovecharon el repunte para deshacer posiciones.

En el selectivo español, el peor fue Bankia, con un descenso del 0,65%. Y después, Aena, con un recorte de medio punto porcentual, después de haber sido ayer el peor valor de la sesión. Pérdidas de alrededor de un 0,40% también para Gas Natural y Endesa. 

En rojo, más bancos, como CaixaBank y Santander. En verde, el mejor fue Meliá, con una subida del 3%, seguido de IAG, que se benefició de la subida de la libra y ganó un 2,84%. También Indra se anotó más de un 2%. Ferrovial, Técnicas Reunidas, Amadeus, Grifols y Viscofán ganaron más de un punto porcentual.

En el Mercado Continuo, nuevo subidón de Pescanova, que se disparó otro 66,67%, tras haber ganado un 180% ayer y un 90% el viernes. De todas maneras, ha cerrado hoy en los 2,05 euros por acción, precio que se encuentra muy por debajo de los 5,91 euros en que volvió a cotizar el pasado 7 de junio tras haber estado suspendida. Tras Pescanova, Urbas y GAM, que ganaron algo más de un 10%.

Varias noticias macro

Todo ello, en una jornada en la que hemos asistido a datos que apuntan a una inflación que se modera en España, tal como apuntaba el dato adelantado, mientras que acelera, y más de lo previsto, la inflación en el Reino Unido, como habían anticipado los analistas, a raíz de la depreciación de la libra. Además, el índice Zew, que mide el sentimiento económico en Alemania ha caído desde los 20,6 hasta los 18,6 puntos, cuando se esperaba que se situara en los 21,7 puntos. 

Son referencias, fundamentalmente las de la zona euro, que apuntan que el Banco Central Europeo ha acertado con su mensaje de no ser agresivo anticipando endurecimientos monetarios. 

En el Reino Unido, el incremento de la inflación provocó una apreciación de la libra frente al billete verde por primera vez desde las elecciones británicas la semana pasada. Y ello, a su vez, que el Ftse 100 británico fuera el único indicador del día que terminó la jornada en negativo, al retroceder un 0,15%. Mañana el Banco de Inglaterra celebrará su reunión ordinaria de política monetaria. No se esperan movimientos ni de tipos de interés ni de programa de compra de activos. 

Un factor que apoya a Europa es que Wall Street, incluido el Nasdaq, comenzara la jornada en positivo. Ello tranquiliza después de las dos jornadas de fuertes caídas sufridas por el índice tecnológico y algunos de sus principales componentes. Ese rebote también llegó a los valores tecnológicos del Eurostoxx, como ASML y SAP, que ganaron un 1,30% y un 1,11%, respectivamente. De hecho, las tecnológicas europeas registraron su mayor subida de las seis últimas semanas. Ello, después de que el sector tecnológico americano, en las dos sesiones anteriores sufriera la mayor salida de fondos desde el año 2007. 

El comportamiento de la Bolsa de Nueva York en su conjunto también transmite cierta confianza respecto a la reunión de la Reserva Federal norteamericana que tendrá lugar mañana y que se prevé resulte en una subida de los tipos de interés. Aunque el euro subía frente al billete verde. La moneda comunitaria se cambiaba por alrededor de 1,1210 unidades al cierre de la sesión europea, cuando comenzaba la jornada por debajo del nivel de 1,1190 dólares por euro.

En el mercado de deuda, veíamos estabilidad en el bono estadounidense a diez años, al colocarse en el 2,20%. Y también en el alemán, que continuaba en el entorno del 0,25%. El español se movía levemente a la baja, para colocarse muy levemente por encima del 1,40%. Mayores caídas registraban los intereses de los títulos italianos, que se alejaban del 2%, mientras que los de los portugueses, por su parte, se alejaban del 3%. Movimientos coherentes, pues, con la agenda macroeconómica. También era coherente con la macro la subida de la rentabilidad de los bonos británicos después de conocer el dato de inflación del mes de mayo, que subía desde el 0,96% hasta el 1,03%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate