Diario Sur

El Ibex-35 salva la sesión por la mínima

El Ibex-35 salva la sesión por la mínima
  • El selectivo cierra la sesión con un mínimo avance del 0,02%, para dar un último cambio en los 10.372,50 puntos

El selectivo español llegó a marcar máximos del día sobre los 10.460 puntos, pero a partir de que los superara, entre las diez y media y las once y media de la mañana, empezó a venirse abajo. Al cierre, daba un último cambio en los 10.372,50 puntos, lo que supone un mínimo ascenso del 0,02%.

En general, todos los índices terminaron en positivo, encabezados por el Cac 40 francés, que terminó el día con una subida del 1,48%. En verde, pero con avances mucho más discretos, el Ftse Mib de Milán y el Dax alemán, con subidas de un 0,13% y de un 0,09%, respectivamente. El Ftse 100 británico se salvó por poco de las caídas, como el Ibex-35. El único en rojo, el PSI-20 de Lisboa, que se dejó algo más de medio punto porcentual.

En el selectivo español, rebote de ArcelorMittal, con una subida del 2,13%, liderando los ascensos del indicador. A continuación, Bankia, que se anotó un 1,45%. Varios bancos más se colocaron entre los valores alcistas: BBVA, por ejemplo, ganó un 1,18%, mientras que CaixaBank se apuntó un 0,65%. Bankinter ganó algo más de medio punto porcentual, y el Santander, un 0,39%. El Sabadell, mientras tanto, cerró la jornada prácticamente en tablas. Pero el Popular retrocedió un 0,15% tras dos sesiones de fortísimo rebote.

Entre los mejores, Cellnex, ACS y Viscofán y Dia, que también se anotaron más de un 1%.

Ayudaron al selectivo español a esquivar las pérdidas otros dos 'blue chips', Telefónica y Repsol, que avanzaron un 0,24% y un 0,17%, respectivamente.

En verde, también Abertis, que ganó un 0,35%, ante especulaciones de que Atlantia podría estar buscando levantar 8.000 millones de euros en el mercado para pagar la opa.

En negativo, el peor, Indra, que se dejó un 2,24%. La guardia civil ha registrado su sede por la financiación de la campaña electoral del Partido Popular madrileño en 2011. Lo mismo le ha ocurrido a OHL, que ha sido el peor del Mercado Continuo, con un descenso de casi un 9%.

Entre los peores del Ibex-35, al margen de Indra, valores defensivos, como Iberdrola, Enagás, Acciona, Endesa y Red Eléctrica, que bajaron más de un punto porcentual.

A la vista del sesgo de los mejores y de los peores valores, parece que vuelve el 'reflation trade', es decir, la apuesta por valores que se benefician del crecimiento económico y del avance de la inflación, y la venta de compañías que se ven perjudicadas por la subida de los tipos de interés.

En el Eurostoxx 50, pasó algo parecido, aunque los bancos líderes en rentabilidad fueron los franceses, con subidas de casi un 4% en el caso de BNP Paribas y de un 2,80% en el de Société Générale. Mientras que en rojo, el peor fue Iberdrola, pero también Enel se colocó entre los peores, así como otros valores defensivos como Anheuser Busch.

Apoyo de la economía y la política

La agenda económica del día apoyaba a la Bolsa europea: el índice de confianza del consumidor en la zona euro marcó su nivel más alto desde el año 2007: se ha situado en los -3,6 puntos, por encima de la media histórica, que está situado en los -12 puntos. También la política, con Emmanuel Macron encabezando las encuestas en la recta final antes de la primera vuelta de las elecciones francesas: su intención de voto subió un punto, hasta el 25%, mientras que la de Le Pen se mantuvo en el 22%, y Fillon y Jean-Luc Mélenchon empatan en el 19%. Ello no hizo posible sólo que el Cac 40 liderara las subidas de las Bolsas europeas, también provocó una caída de la rentabilidad del bono francés desde niveles cercanos al 0,95% hasta el 0,92%. Y ello, prácticamente en solitario, puesto que los intereses de los bonos tendieron a subir, quizás por la reducción del riesgo que atisbó el mercado, con una rentabilidad del bono americano avanzando desde el 2,21% hasta el 2,24% y el alemán, desde el 0,19% hasta el 0,24%.

En el mercado de divisas, el euro cotizaba al alza con respecto al billete verde: al cierre, avanzaba algo más de medio punto porcentual, hasta el nivel de 1,078 unidades. Además, perdía posiciones el yen frente a las monedas del G-10, debido a las declaraciones del gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, apuntando que los estímulos monetarios continuarán aún durante un tiempo, incluso aunque la economía esté creciendo por encima de su potencial.

Los índices americanos cotizaban al alza, con ganancias de alrededor de un 0,80% en el caso del Dow Jones y del Nasdaq, mientras que el S&P 500 se anotaba un 0,60%. Ello, en parte, gracias al indicador de indicadores, que ha subido un 0,4% en marzo, por encima del 0,2% que estimaban los analistas.

El oro avanzaba: el precio de la onza subía un 0,10%, hasta los 1.281 dólares.

En el mercado de materias primas, más caídas para el crudo: el barril de Brent, de referencia en Europa, acumula ya cuatro sesiones consecutivas de caídas, para situarse en los 52,74 dólares, desde niveles por encima de los 56 dólares que llegó a marcar la semana pasada. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía hasta los 50,32 dólares, frente a los 53 dólares que rebasaba hace siete días. El crudo cotiza en sus niveles más bajos de las dos últimas semanas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate