El BCE vence a la incertidumbre política en la emisión del Tesoro

Monedas de euro.
Monedas de euro. / Archivo
  • España coloca 4.607 millones con tipos de interés aún más negativos que en la subasta anterior gracias a la intervención de Mario Draghi en los mercados, obviando la falta de formación de Gobierno

El Tesoro ha conseguido colocar deuda pública a corto plazo con un interés aún más beneficioso para el Estado que en las subastas anteriores, al adjudicar 4.607 millones en Letras a seis y doce meses. Lo ha hecho porque "las medidas adoptadas por el BCE han servido para animar aún más a los inversores de renta fija para acudir al mercado", según Javier Urones de XTB. "Su preferencia hacia la deuda a más corto plazo es clara", sostiene. Los agentes internacionales han obviado la incertidumbre política que existe en el país a cuenta de la falta de formación de Gobierno desde las elecciones del 20 de diciembre.

De hecho, el organismo ha colocado 531 millones de euros en letras a seis meses a un tipo marginal del -0,136%, más negativo que el -0,112% ofrecido en la emisión anterior, mientras que el tipo medio se ha situado en el -0,142%, frente al -0,114% previo.

En la subasta de letras a doce meses, el Tesoro ha vendido en los mercados 4.076 millones de euros y ha ofrecido un interés marginal del -0,073%, frente al -0,062% de la subasta previa, y el medio también ha sido más negativo al pasar del -0,066% al -0,076% actual.

La evolución del coste de la deuda pública en los mercados internacionales ha marcado un repunte esta misma mañana al ascender un 5% hasta el nivel de los 140 puntos básicos. En apenas tres días ha subido desde los 128 puntos en los que se situaba a finales de marzo, y desde mediados del pasado mes, más de un 17%.