Málaga crecerá menos en 2018, aunque seguirá a la cabeza en Andalucía

Uno de los momentos de la presentación del informe, esta mañana en Málaga./
Uno de los momentos de la presentación del informe, esta mañana en Málaga.

La economía provincial crecerá el 3 por ciento frente al 2,6 de Andalucía

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

Málaga continuará este año a la cabeza de Andalucía en crecimiento económico si bien a menor ritmo que en 2017. Si el año pasado el PIB provincial cierra con un 3,3 por ciento de aumento, el actual ejercicio registrará tres décimas menos en un contexto regional también de menor crecimiento. Para el conjunto andaluz el 3 por ciento de 2017 se verá rebajado al 2,6 con la construcción y la industria y servicios como los sectores de mayor crecimiento mientras que el consumo de los hogares y la inversión tendrán los indicadores más positivos desde la demanda.

La estimación de Analistas Económicos de Andalucía, que hoy ha presentado el informe correspondiente al tercer trimestre de 2017, vuelve a situar a Málaga al frente del crecimiento regional en 2018 seguida de Cádiz (2,9 por ciento) y Sevilla (2,8). El consejero delegado del servicio de estudios de Unicaja Banco, Rafael López del Paso, ha apuntado para 2018 un crecimiento positivo regional en todos los sectores en línea con lo ocurrido en 2017, con un 3,5 por ciento de crecimiento para la construcción en tanto que industria y servicios tendrán un 2,6 por ciento. El empleo crecería un 2,5 por ciento, y el número de parados bajaría un 7,7 por ciento hasta el 23,9 en tasa de paro, dos puntos menos que en 2017.

La construcción fue en 2017 el sector que más creció (4,9 por ciento) y aunque sin recuperar sus niveles anteriores a 2008 moderará su crecimiento aunque con indicadores positivos cara al ejercicio actual –visado de proyectos, aumento de compraventas de vivienda nueva, subida de precios- al igual que la aportación y el empleo en comercio, transporte y turismo, que en conjunto suponen el 40 por ciento del empleo del sector servicios en Andalucía. Sin embargo, el turismo crecerá a menor ritmo y la agricultura, que en el tercer trimestre 2017 registró cifras negativas (-1,1%), cerrará el pasado año con una aportación positiva del 1,7%.

Este 2018 vendrá marcado por una campaña aceitera por debajo de la media de los últimos cinco años, destacó Felisa Becerra, coordinadora del informe presentado ayer. También el sector exterior cerró el año con una aportación nula al PIB regional, en el que la demanda interna encabezada por la inversión (3,5 %) y el consumo de los hogares (2,5) actuó como el principal motor. “En 2018, el PIB turístico podría crecer con ritmos significativos, incluso hay estimaciones que lo sitúan por encima de la media de la economía, si bien algunos competidores que han estado en situaciones complicadas podrían estar resurgiendo moderadamente”, explicó Becerra al comentar una de las posibles causas de esta moderación en el crecimiento turístico, cuya evolución propia también tiende a estabilizarse. Becerra subrayó que el aumento de la aportación turística al PIB andaluz se produce en un escenario de menor demanda nacional, reducción de la demanda hotelera y un aumento de los apartamentos turísticos. En empleo, destacó a nivel provincial que la recuperación será la senda en todos los sectores en función de los datos de EPA y de afiliación a la Seguridad Social si bien a menor ritmo que en 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos