Analistas eleva el crecimiento de Andalucía, con Málaga por encima de la media regional

Paula Hérvele

El servicio de estudios de Unicaja Banco estima que el PIB provincial crecerá un 3,1 por ciento, tres décimas sobre el andaluz

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

Málaga crecerá un 3,1 por ciento en 2017, tres décimas por encima de la cifra estimada para Andalucía del 2,8 por ciento, ligeramente por debajo del pronóstico más generalizado para la evolución del PIB nacional, en el entorno del 3 por ciento. El informe de primavera de Analistas Económicos de Andalucía, el servicio de Estudios de Unicaja Banco, revisa al alza en cuatro décimas la previsión de crecimiento de la producción andaluza que sus expertos avanzaron en marzo para el conjunto del año. Todas las provincias encadenarán así su tercer año de crecimiento consecutivo y en el que Málaga continuará en el grupo de cabeza –junto a Granada (3,4%), Almería (3,3%) y Cádiz (3%)– de territorios que crecerán por encima de la media andaluza. La estimación por provincias para el conjunto del año tiene su avance en los datos ya firmes del primer y segundo trimestre del año y que, para el bloque de provincias menos dinámicas, estiman un crecimiento del 2,8% para el PIBde Sevilla, seguida de Jaén (2,4%), Huelva (2,3%) , y Córdoba (1,9%). «El dinamismo de la economía andaluza se mantiene y las previsiones para el conjunto de 2017 serán muy similares a las de 2016», apuntó ayer la economista coordinadora del informe, Felisa Becerra, para quien se ha producido «un comportamiento mejor de lo esperado en relación a la demanda interna y la demanda exterior, y en general un buen comportamiento de todos los sectores en línea con un patrón más equilibrado de crecimiento». Así, servicios, agricultura, industria y construcción crecerán en su aportación a la riqueza regional, con aumentos que estuvieron por encima del 2,5 por ciento en el primer trimestre respecto a igual periodo de 2016. Todos los sectores realizarán a final de año, según la previsión de Analistas Económicos, una aportación positiva al crecimiento de producción andaluza y que oscilará entre la más baja del 0,6 por ciento del sector agroganadero, que desciende respecto al 4,3% de 2016, y la del 2,8 por ciento de los servicios. El sector que representa dos tercios del PIB regional verá así reducida en tres décimas su aportación. Sin embargo, la construcción, que partía de valores negativos, tendrá un aumento en su contribución del 3,5%.

Málaga pierde empleo en elsector servicios

No sólo el calendario –una Semana Santa fuera del primer trimestre– explicaría la caída interanual del 4,4 % en el empleo en los servicios en Málaga, sector que supone el 83% del empleo provincial. Al dato se añade el auge de otras zonas turísticas con más curva de crecimiento y la referencia que el informe de Analistas hace a los ‘alojamientos extrahoteleros’, cuyo negocio creció en Málaga el 25,4% hasta marzo para explicar la caída en la demanda hotelera, que apuntala la clientela extranjera. Los servicios podrían cerrar 2017 con un descenso del empleo del 0,6%en Andalucía, donde representan dos tercios del PIB y un tercio del empleo. Motivo para el optimismo es, sin embargo, el sector industrial, que en Málaga permite un aumento del 28 % en creación de empleo.

Dentro del sector turístico, la demanda extranjera es la gran locomotora del sector, con Málaga en cabeza. La clientela nacional, sin embargo, registró una caída generalizada en los alojamientos hoteleros en el primer trimestre del año, con Sevilla y Málaga en cabeza.

Demanda

Por la parte de la oferta, el PIB andaluz crecerá en 2017 gracias al aumento de la demanda interna, que en el caso del consumo de los hogares lo hará previsiblemente en un 2,4 por ciento, en otro 3,3 por ciento la inversión y en un 1,3 por ciento el gasto en consumo de las administraciones públicas. Las exportaciones andaluzas siguen mostrando una gran fortaleza, con un crecimiento del 8 por ciento en el primer trimestre, mientras las importaciones lo hicieron al 4,6%. A falta de conocer los datos de la EPA del segundo trimestre la semana próxima, Analistas Económicos apunta para el mercado de trabajo en 2017 la confirmación de la tendencia consolidada en el primer trimestre, el sexto consecutivo de reducción de la población activa, indicador que en los primeros tres meses del año encabeza Málaga con 38.600 personas menos respecto a enero-marzo de 2016.

La población activa en Andalucía encadena seis trimestres de caídas, con Málaga a la cabeza

La previsión para el año sitúa la cifra de parados en 1.047.600 y la tasa de desempleo en el 26,4 por ciento

La ocupación, por contra, creció un 3,3 por ciento en la región, donde la proyección del crecimiento previsto para el empleo se sitúa en el 2,8% para el conjunto del año, lo que se traducirá en 2.913.700 personas, (80.300 más que en 2016), una mejora a la que contribuirán, según el informe de Analistas, todos los sectores, desde una modesta aportación del 1%, de la agricultura al 5,1%, en la construcción, un sector con perspectivas positivas, como demuestran los diferentes indicadores del mercado inmobiliarios expuestos ayer –Andalucía registró 10.200 viviendas visadas en 2016 y 5.200 sólo entre enero y abril de 2017–, pero que «está aún lejos de los niveles de actividad previos a la crisis», relativizó Becerra. El ritmo de creación neta de empleo se intensificó en el primer trimestre en términos anuales en todos los sectores, excepto en la industria, si bien su crecimiento ha superado el 10%. El ritmo de creación neta de empleo se intensificó en todos los sectores en el primer trimestre, en el que Málaga registró 16.500 parados menos respecto a un año atrás.

La cifra de andaluces en paro se reducirá este año en un 9 por ciento hasta los 1.047.600 desempleados, lo que situará la tasa regional de paro en el 26,4 por ciento, 2,4 puntos por debajo de la registrada en 2016 y cinco décimas menos que contabilizada en marzo pasado. La tasa de paro disminuyó en el primer trimestre en todas las provincias, y de forma más importante en Huelva, Jaén y Granada. Cádiz, con un 33,9 por ciento, se sitúa en cabeza mientras que en el extremo opuesto está Almería, con el 21,4%. Felisa Becerra sustentó las previsiones para el año de reducción del desempleo y aumento de ocupados en la «evolución positiva del número de afiliados a la Seguridad Social en abril, mayo y junio».

Por su parte, Francisco Navas, consejero delegado de Analistas, llamó la atención sobre la evolución positiva en el empleo en la industria y la construcción en Málaga, así como sobre indicadores como el liderazgo de Málaga en la creación de empresas –el 32 por ciento de las nuevas sociedades– y también en la venta de vehículos, con un 27 por ciento de la cuota regional.

Fotos

Vídeos