Mahou San Miguel dedica 3,7 millones a mejorar su fábrica de Málaga

El director de la planta malagueña de Mahou San Miguel, José Manuel Huesa / Salvador Salas

La cervecera incrementa un 76% su inversión en su mayor planta andaluza en 2016 con el fin de hacerla más eficiente

Nuria Triguero
NURIA TRIGUEROMálaga

Mahou San Miguel destinó en 2016 un total de 3,7 millones de euros a la mejora de su centro de producción de Málaga, a través de 31 proyectos diferentes dirigidos a "maximizar la sostenibilidad, eficiencia y fiabilidad operativa de sus procesos", según explica el director de la fábrica, José Manuel Huesa. Entre ellos, destacan la renovación de una lavadora de botellas, la mejora de sus redes de comunicación interna y distintos proyectos de eficiencia industrial que incorporan "la tecnología más moderna disponible en la actualidad". A ellos se suman otras inversiones que se están ejecutando este año, como un nuevo laboratorio de calidad o dos pasteurizadoras de envases.

Huesa destaca que Mahou San Miguel invierte de forma constante para mejorar los indicadores medioambientales de su centro de producción. Así, desde el año 2000, ha conseguido reducir su consumo de agua por litro producido en un 19% y el de energía en un 21,5%, además de disminuir sus emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera en un 52,4%. En 2016, sus esfuerzos en este ámbito se centraron, especialmente, en la aplicación de la innovación en el desarrollo de productos y 'packaging' para hacerlos más sostenibles y reducir su impacto medioambiental.

La planta, que cuenta con una superficie de 60.000 metros cuadrados, tiene una capacidad productiva de 2,5 millones de hectolitros al año. Posee las más exigentes certificaciones de calidad (ISO 9001), de gestión de la salud y la seguridad en el trabajo (OHSAS 18001) y de seguridad alimentaria (ISO 22000), y somete a la evolución, control y seguimiento de su actividad, según la norma UNE-150008.2008. Además, también cuenta con las más relevantes certificaciones ambientales como EMAS o ISO 14000.

Imagen de la planta. / N. Triguero

La planta cervecera, que cumple 51 años de historia, tiene una plantilla media de 125 empleados directos y realiza compras a proveedores locales por valor de 14 millones de euros. Produce más de 150 referencias distintas de las marcas San Miguel, Alhambra y Mahou. En este momento del año afronta su pico de producción para dar respuesta a la demanda de la hostelería de la Costa del Sol en plena temporada alta turística.

Fotos

Vídeos