El laudo obligatorio recupera la subida salarial de 200 euros para los vigilantes

El árbitro, Marcos Peña, entrega el laudo al director de Eulen, Emilio García, y al portavoz de los trabajadores, Juan Carlos Giménez . :: efe
El árbitro, Marcos Peña, entrega el laudo al director de Eulen, Emilio García, y al portavoz de los trabajadores, Juan Carlos Giménez . :: efe

Es una propuesta similar a la rechazada por los trabajadores de El Prat, mientras que declara «sin efecto» las sanciones a los empleados por la huelga

D. VALERA MADRID.

Llegó el día D en el conflicto de los vigilantes del aeropuerto de El Prat con la empresa concesionaria Eulen: La entrega del laudo de obligado cumplimiento elaborado por el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, el árbitro designado por el Gobierno. Lo hizo ayer en el último de los diez días de plazo habilitados por el Ejecutivo al aprobar este procedimiento. Un dictamen de 29 páginas que recoge gran parte de las medidas contempladas en la propuesta de mediación de la Generalitat de Cataluña que fue rechazada por los trabajadores. Entre ellas recupera el pago de un complemento salarial de 200 euros en 12 meses a todos los empleados, así como un incremento de la plantilla en fechas de gran afluencia. A cambio, y como respuesta a una de las últimas reivindicaciones de los trabajadores, declara «sin efectos» las sanciones contra los vigilantes impuestas por la empresa durante las protestas.

Aunque la esperada resolución asume la filosofía de la propuesta de mediación anterior ejercida por la Generalitat, incluye ciertos matices. Así, marca que la mejora salarial de 200 euros «absorbe los anteriores complementos puestos de trabajo». Una vuelta de tuerca que en la práctica supone que este plus no es acumulable respecto a los anteriores, algo que la Generalitat sí mantenía. La apuesta de los trabajadores era un incremento de 250 euros que fuese además en 15 pagas.

Asimismo, el laudo también fija un incremento de la plantilla en «temporada alta», es decir del 31 de marzo al 30 de octubre, así como en puentes y fechas navideñas. En esos días se tendrá que implementar un quinto vigilante por puesto, algo que también incluía la propuesta de la Generalitat. Además, contempla un aumento de 25 puestos de trabajo en las franjas de máxima afluencia y horas punta. El documento también recoge la necesidad de dar una formación en radioscopia a todos los trabajadores.

Los trabajadores decidirán el lunes si ratifican el laudo o lo rechazan y abren la puerta a acciones judiciales

Una de las grandes novedades del arbitraje tiene que ver con el capítulo de suprimir las infracciones laborales derivadas de las protestas realizadas. En concreto, el dictamen establece que las partes «no deberán adoptar nuevas medidas de conflicto y huelga» relacionadas con la materia del laudo. En este sentido, deja «sin efecto» las sanciones impuestas y expedientes iniciados por el conflicto. Este punto es muy importante porque los trabajadores habían convocado nuevos paros parciales desde el 8 de septiembre por el despido de dos vigilantes y el expediente abierto a otros dos al incumplir los servicios mínimos de las huelgas. Sin embargo, al anularse estas medidas lo lógico es que las protestas se desconvoquen.

En cualquier caso, el comité de huelga pidió tiempo para valorar el laudo. Su portavoz, Juan Carlos Giménez, anunció que tras estudiar el documento mañana comparecerá para hacer una valoración. Además, el lunes será sometido a votación en una asamblea. En caso de ser ratificado significará el fin de un conflicto que se inicio en julio. En caso contrario, los trabajadores podrían acudir a los tribunales, aunque este camino podría prolongarse durante años y hasta su resolución no evitaría cumplir con las condiciones fijadas. Hay que recordar que el comité de huelga ya ha denunciado en el Tribunal Supremo el propio procedimiento arbitral aprobado por el Gobierno al considerar que es «ilegal» por no cumplirse los requisitos para llevarlo a cabo.

Por su parte, el director general de Eulen, Emilio García, afirmó ayer que la empresa «acatará» el contenido del laudo. De hecho, la compañía ya se había pronunciado en ese sentido desde que se puso en marcha el mecanismo de arbitraje.

Satisfacción el Gobierno

Quien también mostró su satisfacción fue el Gobierno. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, calificó de «excepcional» el laudo y subrayó que es de obligado cumplimiento y, por tanto, «pone fin al conflicto». «Devolverá la normalidad al aeropuerto. Nadie entendería que no fuera así», explicó. Asimismo, destacó las similitudes del dictamen con la propuesta del mediador en materia organizativa. Y en el aspecto salarial, resaltó la «relevante» diferencia de que ese complemento de 200 euros «absorbe» a otros pluses.

En cualquier caso, el ministro aclaró que el refuerzo de la Guardia Civil en los controles de seguridad del aeropuerto barcelonés se mantendrán «varios días o semanas». Estos agentes fueron desplegados desde que el 14 de agosto entró en vigor una huelga de 24 horas de carácter indefinido bajo el argumento de «garantizar la seguridad» en una infraestructura crítica y en un momento de alerta antiterrorista.

Fotos

Vídeos