Un juez impone al banco los gastos hipotecarios

Contradice el criterio fijado por el Supremo, que carga al cliente los costes fiscales, al aludir al carácter más protector de la normativa europea

R. C.

madrid. La polémica sobre de qué forma se han de repartir los gastos hipotecarios parece reabrirse. El Juzgado de Primera Instancia 1 de Igualada (Barcelona) ha obligado al BBVA a devolver a un cliente el dinero que éste abonó a Hacienda por los impuestos vinculados a una hipoteca que incluía una cláusula abusiva. Y lo ha hecho en clara contradicción con el Tribunal Supremo.

A finales de febrero, la instancia judicial más importante del país acordó que el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados debe abonarlo de forma íntegra quien solicita el préstamo, al resultar el «sujeto pasivo» de la operación. No obstante, las tasas de los documentos notariales necesarios en estas operaciones sí deberán repartirse «a partes iguales» entre prestamista (el banco) y prestatario (el cliente).

Pero el referido juez se desmarca ahora de ese criterio, al considerar que debe primar la normativa europea. Y ésta, según interpreta en su sentencia, es más proteccionista con el consumidor e imputa al banco las cargas de la hipoteca cuando se ha encontrado una cláusula abusiva, «eliminando sus efectos» así.

Entre ellos estarían los 5.500 euros que costó abrir la hipoteca en este caso. Porque -apunta el juez- dicha cláusula, «en beneficio exclusivo del banco», «ocasiona un desequilibrio entre las partes y no permite una distribución de las cargas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos