Un juez declara en concurso de acreedores a Isolux, que se acerca a su liquidación

R. C. MADRID.

Isolux dio un paso más hacia la liquidación. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid declaró ayer a la constructora en concurso voluntario de acreedores. Este paso se había convertido en un mero trámite después de que el pasado 4 de julio la compañía solicitar la suspensión de pagos tras no lograr encontrar un inversor que inyectara recursos y de que los bancos acreedores se negaran a reestructurar de nuevo una deuda que asciende a unos 1.600 millones. Asimismo, a partir de ahora los acreedores tendrán un mes para poner en conocimiento de la administración concursal la existencia de sus créditos, que se hará de forma exclusiva y por vía telemática en un enlace habilitado por Data Concursal, nombrado como administrador único.

Una de las dudas que todavía debe despejarse es si el grupo será liquidado en su totalidad o se venderá alguna de las siete sociedades que la integran a las empresa que mostraron interés en una parte del negocio. En total, el grupo suma una plantilla de 1.992 trabajadores, de los que 1.108 corresponden a entidades con sede en España.

El concurso de acreedores de Isolux pone el foco en las dificultades de algunas constructoras que crecieron durante la burbuja inmobiliaria. Este caso se une a los de Martinsa Fadesa o Reyal Urbis.

Fotos

Vídeos