«Un jubilado tampoco es un ignorante financiero»

J. M. CAMARERO MADRID.

Las comparecencias de Miguel Blesa en los juzgados dejaron todo un rosario de declaraciones altisonantes y políticamente imperfectas, que enervaban el ánimo de muchos de los perjudicados por sus actuaciones al frente de la presidencia de Caja Madrid.

Precisamente los afectados por las preferentes formaron parte de su argumentario cuando indicó que «un jubilado tampoco es un ignorante financiero», al justificar que la entidad vendiera a muchos pensionistas estos títulos de deuda sobre los que, en realidad, desconocían su funcionamiento.

Sobre su responsabilidad como banquero durante los años del 'boom' económico, Blesa indicó que «los excesos los cometieron y los cometimos todos, todos los actores». Además, indicó que en la banca «nunca dimos dinero a ciegas, sino con el rigor de siempre».

En su polémico desencuentro con el juez Elpidio Silva, a raíz de la causa por la que le obligó a entrar en prisión, Blesa hizo un llamamiento contra el magistrado que a la postre resultaría efectivo: «Quiero un juez imparcial, que es lo que no he tenido hasta ahora».

Fotos

Vídeos