La intervención de Gobierno y CNMC no evita los sobresaltos

J. M. C. MADRID.

Cuando el precio del kilovatio/hora de la tarifa regulada se situó en máximos del año a última hora de la tarde del pasado lunes, el Ministerio de Energía indicó que iba a «observar» la evolución de precios durante los próximos días por si se produjeran repuntes «anómalos» para introducir «medidas correctoras». También el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, advirtió de que vigilarían esa evolución de la luz por lo que considera una subida «atípica».

Pero las llamadas de atención de los organismos suelen quedarse en eso, en avisos públicos. Tras el repunte de enero, Energía incluyó cambios en el sistema gasista para atenuar la subida de la electricidad. Y la CNMC indicó que iniciaría una investigación profunda de lo que había pasado, sin que hasta ahora se haya conocido conclusión alguna. Una de las actuaciones de Competencia fue tras el repunte de precios de 2013 imponer una multa por unos hechos que aún se investigan en la Audiencia Nacional.

Fotos

Vídeos