La inflación se eleva al 1,8% en septiembre por la comida

Sería la mayor subida para ese mes en cinco años, mientras las ventas minoristas logran encadenar tres años de alzas

J. A. BRAVO

madrid. Precios al alza aunque aún sin dispararse y consumo que, en apariencia, no se resiente. A priori, sería el sueño de muchos economistas, pero con unos sueldos que apenas suben en España los efectos podrían resultar contraproducentes a medio plazo. No obstante, el Gobierno mantiene que al final del año la subida interanual de la inflación se acercará más al 1%.

El último indicador adelantado, publicado ayer por el INE, apunta que el IPC habría subido el 1,8% en septiembre en comparación con hace un año, debido sobre todo al contraste con el descenso que registraba entonces el coste de los alimentos y bebidas no alcohólicas, con casi un punto menos.

Curiosamente fue ese mismo grupo el que frenó el ascenso del coste de la vida en agosto, cuando la inflación fue dos décimas menor. Estadística, sin embargo, no profundiza en las causas a la espera de su informe definitivo que se conocerá a mediados de octubre.

Si al final se confirma la subida del 1,8%, sería la mayor en septiembre de los últimos cinco años, además de encadenar trece meses consecutivos de incrementos. De hecho, el Instituto de Estudios Económicos (IEE), dependiente de la CEOE, apunta una subida del 1,5% a finales de año o incluso mayor.

Pese a ello, las ventas del comercio minorista no parecen resentirse. En agosto subieron un 1,6% en tasa interanual (corregida de efectos estacionales y de calendario) y ya suman tres años en alza. Las que más aumentaron su negocio fueron las grandes superficies, un 3,2%.

Mientras, su patronal Anged oficializó ayer que sus ventas se incrementaron un 3,3% en 2016, con más de 3.400 nuevos empleos (en total tiene 231.505), y para este año prevé crecer, al menos, otro 3%.

Fotos

Vídeos