Inditex se hunde un 7% en Bolsa y marca su mínimo en tres años

El presidente de Inditex, Pablo Isla, en una comparecencia. :: Cabalar / efe/
El presidente de Inditex, Pablo Isla, en una comparecencia. :: Cabalar / efe

La caída supone perder 5.900 millones en el mercado tras admitir que las ventas al final del ejercicio fiscal serán peores de lo previsto

D. VALERA

madrid. Ayer Inditex vivió una jornada negra al desplomarse en Bolsa un 7,06%, su peor sesión desde 2009. Dicho de otra forma, la bofetada de los inversores supuso que el gigante textil perdió 5.921 millones en el mercado. En concreto, el precio de la acción cayó hasta los 25 euros, el valor por título más bajo en tres años. Un varapalo a la multinacional que se produjo tras conocer que las ventas de la empresa al final de su último ejercicio fiscal, que concluye en enero, serán peores de lo esperado.

Hay que remontarse casi una década para encontrar una sesión tan negativa para Inditex. Ni con el inesperado triunfo del 'brexit' en el referéndum del Reino Unido, ni con la sorprendente victoria electoral de Donald Trump o con los diferentes atentados terroristas yihadistas sufridos en distintas ciudades europeas en los últimos años -Barcelona y Cambrils incluidas-, la multinacional gallega registró unos descensos bursátiles tan severos.

La sesión empezó a torcerse para el grupo fundado por Amancio Ortega cerca de la media sesión cuando JP Morgan rebajó el precio objetivo por acción de la compañía un 6,5%. A partir de entonces la cotización del grupo que abandera Zara se tiñó de rojo y llegó a hundirse un 10% en algún momento del día, lo que dejó la acción por debajo de los 25 euros.

Ante estos descensos fue la propia compañía la que admitió en una conferencia con analistas que los resultados de ventas en el último trimestre fiscal -que en su caso concluye a finales de enero- serán inferiores a los del año anterior en términos comparados. En concreto, el mercado estimó que ese descenso podría situarse entre el 4% y el 4,5%. Asimismo, el beneficio bruto operativo (ebitda), el resultado antes de impuestos y gastos de intereses, se estima que podría haberse reducido alrededor de un 10%. Además, la compañía podría disminuir sus márgenes brutos un 1,2% y sufrir un impacto por el efecto divisa del 4% (la apreciación del euro).

Aunque habrá que esperar a la presentación de los resultados de la compañía presidida por Pablo Isla el próximo 14 de marzo, lo cierto es que estas previsiones más pesimistas provocaron la reacción de los mercados. Pese a todo, al final el descenso se moderó y la caída al final pudo contenerse algo. En cualquier caso, los malos resultados de facturación van más allá de Inditex y afecta a otros gigantes del textil como H&M. De hecho, las ventas ya fueron más moderadas en otoño debido a que las altas temperaturas limitaron las ventas de ropa.

Asimismo, la campaña de rebajas de enero ha finalizado con un incremento en el número de prendas con descuento, lo que afecta a los márgenes de la compañía. De hecho, los expertos estiman que los peores datos en ese último trimestre fiscal corresponden a esta situación en el que las ventas a precio de catálogo (sin rebajas) sean menores.

Estos malos resultados lastraron al Ibex, que cerró con un retroceso del 0,55%, hasta los 9.822 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos