Iberdrola descarta participar «ahora mismo» en un proceso de concentración en el sector

La eléctrica, que ganó un 4,2% más hasta junio gracias a EE UU y Brasil, no ve opciones para fusionarse, como se plantean otras firmas

J. M. C.

madrid. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, considera que «ahora mismo» no entra entre los objetivos de la eléctrica participar en un posible proceso de concentración en el sector, con posibles adquisiciones y fusiones, tras los rumores de integración que existen sobre Gas Natural y la lusa EDP. Galán indicó ayer que Iberdrola «analizará las oportunidades que puedan surgir en el mercado, pero aclaró que «no hay nada encima de la mesa».

El presidente de la eléctrica realizó estas declaraciones durante la presentación de resultados semestrales de la firma, durante la que anticipó que Iberdrola prevé conseguir entre uno y dos millones de clientes en Italia a finales de esta década, tras el desembarco en ese país.

Entre enero y junio, la compañía ganó 1.518 millones de euros, lo que supone un 4,2% más que en el mismo periodo de 2016. La compañía ha llevado a cabo inversiones por valor de 2.512 millones, con las que alcanza el 90% de los 25.000 millones que preveía invertir hasta 2020.

Los resultados de Iberdrola se han sostenido gracias a la evolución de sus negocios de redes en Estados Unidos y Brasil, así como al impacto positivo por la fusión de Gamesa -su participada en la que mantiene un 8% del accionariado- y Siemens. Con esta operación obtuvo una aportación de 225 millones. Sin embargo, el área de generación eléctrica en España se ha visto afectada por la caída en la producción de energía eólica e hidráulica, por falta de viento y lluvias abundantes.

Galán espera que la fusión de sus filiales brasileñas Neoenergía y Elektro culmine en el tercer trimestre y analiza la participación en la subasta de renovables en España de la próxima semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos