Hacienda fija los Presupuestos y la tasa de plusvalía como retos inmediatos

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su última comparecencia en el Congreso. :: efe/
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su última comparecencia en el Congreso. :: efe

Sin embargo, ve «muy complicado» aprobar la reforma de la financiación autonómica por la falta de respaldo de la oposición, sobre todo, del PSOE

D. VALERA MADRID.

Hacienda empieza el nuevo curso político con un claro objetivo: aprobar los Presupuestos Generales de 2018. Desde el departamento que dirige Cristóbal Montoro consideran que sacar adelante las cuentas públicas -que deben ser aprobadas por el Gobierno este mes- es un paso fundamental para mantener la recuperación económica y la confianza de los inversores. Pero también son conscientes de que supondría garantizar a Mariano Rajoy la legislatura al menos hasta 2019. Sin embargo, Hacienda también debe resolver otros asuntos de forma urgente. Entre ellos la reforma del impuesto de plusvalía municipal, que tiene en vilo a los ayuntamientos tras el fallo del Constitucional. Asimismo, debe abordar la reforma de la financiación autonómica que reclaman todas las comunidades, aunque admiten que el clima político no es el más adecuado.

El reto inmediato de Hacienda son los Presupuestos. De hecho, a partir de la próxima semana iniciarán las rondas de contacto con todos los partidos de la oposición que quieran reunirse. Entre ellos estará el PSOE. Sin embargo, fuentes del ministerio reconocen que las posibilidades de contar siquiera con la abstención de los socialistas son remotas. Por ese motivo, sus conversaciones se centrarán en los «aliados» de sus anteriores cuentas. Es decir, Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias. En cualquier caso, desde el Gobierno están bastante convencidos de que lograrán un nuevo acuerdo que permita aprobar las cuentas la semana del 29 de septiembre, aunque no se descarta la del 22 para poder entregar los Presupuestos en el Congreso antes de octubre como fija la ley. La tranquilidad sobre el respaldo se debe a que ya hay algunas medidas pactadas durante la tramitación del techo de gasto que deberán ser incluidas en los Presupuestos.

Deuda del FLA

Es el caso de la rebaja del IRPF acordada con Ciudadanos para que los contribuyentes que ganen hasta 14.000 euros estén exentos (ahora es hasta 12.000 euros) de tributar. Asimismo, aquellas rentas de entre 14.001 y 17.500 euros verán reducida su tributación. El impacto de estas medidas se estima en 2.000 millones. Una cifra que Hacienda cree que no afectará al objetivo de déficit. Precisamente, el próximo año la senda de estabilidad deberá situarse por debajo del 3% por primera vez desde el inicio de la crisis (2,2%). Precisamente, una de los problemas para lograr ese objetivo está en el rescate de las ocho autopistas de peaje por valor de unos 3.000 millones. Un coste que en principio estaba previsto que computara en 2017, pero finalmente lo hará el próximo curso. También habrá que despejar otras incógnitas como la revalorización final de los funcionarios después de que el Gobierno haya sugerido en más de una ocasión que será superior al 1% de los dos últimos ejercicios.

Al margen de los Presupuestos, Hacienda debe afrontar un cambio en el impuesto de plusvalía municipal después de que el Tribunal Constitucional invalidase la tributación cuando se producen pérdidas en la venta del inmueble. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha urgido al Gobierno a reformar esta figura impositiva y le ha presentado dos propuestas. Desde Hacienda insisten en que la medida se tomará de común acuerdo con los municipios y esperan que se haga en los próximos meses. Uno de los escollos está en que la FEMP quiere que Hacienda asuma las posibles devoluciones a contribuyentes que tributaron mal en los ejercicios no prescritos (los últimos cuatro). En ese periodo los municipios ingresaron 8.756 millones por ese tributo.

La otra gran batalla pendiente de Hacienda tiene que ver con la reforma de la financiación autonómica. El comité de expertos ya presentó a finales de julio su informe. Sin embargo, fuentes de Hacienda ven «muy complicado» llevar a cabo esta reforma. Consideran que el clima político no es el propicio. No sólo por el desafío independentista catalán. También admiten que es «difícil» que el PSOE de Pedro Sánchez llegue a un acuerdo en esta materia. Y desde el Ejecutivo consideran «imprescindible» contar con el apoyo de los socialistas en este asunto, ya que gobiernan en varias comunidades. Sin embargo, no descartan novedades sobre la deuda contraída por las comunidades por el FLA. Las regiones piden una quita. El Gobierno estudiará todas las opciones. Pero no tiene prisa por tomar una decisión.

Fotos

Vídeos