De Guindos sale vivo de su examen en la Eurocámara, que asume su llegada al BCE

La comisión de Economía votará hoy sobre la idoneidad del aún ministro para el cargo, aunque su opinión no resulta vinculante

ADOLFO LORENTE

madrid. Luis de Guindos volvió a enfrentarse a la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo en calidad de ministro de Economía, lo que supuso más pólvora para los partidos de izquierdas, que siguen viéndole como el halcón del PP y que volvieron a censurar su falta de independencia por su marcado perfil político. No hay que olvidar que la independencia es el abecé del Banco Central Europeo (BCE), cuya vicepresidencia ostentará el español a partir del 1 de junio. Sí o sí. Así lo ha dicho el Eurogrupo y el Ecofin, así lo dirán los líderes en la cumbre del 22 y 23 de marzo, y así deberá asumirlo la Eurocámara, que hoy emitirá un voto que no es vinculante.

De Guindos ofreció durante doce minutos una intervención realizada en castellano, inglés y francés en la que recordó su trayectoria política, defendió la política monetaria llevada a cabo por el BCE y abogó por culminar la Unión Bancaria con la creación del tercer y último pilar: el fondo europeo de garantía de depósitos. «La independencia del BCE es crucial. Puedo garantizar que si soy elegido, trabajaré con lealtad e independencia en beneficio de todos los europeos», dijo.

De las 12 preguntas recibidas, cinco las realizaron eurodiputados españoles. Como se esperaba, especialmente dura se mostró la representante de IU, Paloma López, quien le reprochó su pasado en Lehman Brothers y le acusó de «servilismo hacia la derecha del Norte y de regalar 60.000 millones a los bancos provocando la pobreza de muchos españoles». También durísima se mostró la socialista francesa Pervenche Bères, quien se refirió a la corrupción del PP haciendo alusión incluso a «los sobres». La respuesta del ministro estaba cantada: «nunca he fomado parte de una lista electoral». A falta de que la comisión de Economía emita hoy su voto, la sensación es que De Guindos salió vivo. «Estoy satisfecho», dijo.

Draghi se pone de perfil

Antes de su intervención compareció el presidente del BCE, Mario Draghi. Su presencia no estaba ligada a la situación de De Guindos, pero algunos eurodiputados aprovecharon para preguntarle por su futuro 'número dos'. Se limitó a informar de que el próximo día 8 de marzo emitirán su dictamen (tampoco es vinculante) y recalcó que «la independencia del BCE está consagrada en los tratados y protegida por los tratados frente a cualquier perfil personal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos