De Guindos, convencido de que España tendrá la vicepresidencia del BCE

El ministro de Economía afirma que «siempre» dijo que no aspiraba a dirigir el Eurogrupo

J. A. B.

madrid. Una margarita deshojada y otra aún por hacerlo. El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló ayer que «siempre» había dicho que no era candidato a presidir el Eurogrupo, pese a que durante meses diversas informaciones periodísticas le situaran en esa carrera que ahora ha quedado en manos de cuatro países: Eslovaquia, Letonia, Luxemburgo y Portugal, que es precisamente la favorita a priori para suceder al holandés Jeroem Dijsselbloem a partir del próximo 13 de enero.

Ahora bien, todavía no ha negado que vaya a aspirar a un puesto que puede resultar, a priori, incluso más apetecible: la vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), ahora en manos del portugués Vitor Constâncio, quien finaliza mandato el próximo 1 de mayo. El Gobierno cuenta con la promesa verbal del equipo de Ángela Merkel, pero sin compromiso escrito, de que la primera vacante en el supervisor del euro sería para España, una idea compartida por otros países afines a las tesis de Berlín.

Ello no quiere decir, sin embargo, que la carrera no pueda estar salpicada de obstáculos en forma de otros candidatos. De momento, se da casi por descontado que el sucesor del presidente del BCE, el italiano Mario Draghi, será Jens Weidman, responsable del banco central germano. Llegaría en 2019 y por eso en Bruselas algunas voces estiman que sería positivo ver a un país del sur como 'número dos'.

De Guindos, sin embargo, prefiere no entrar en quinielas, entre otras cosas porque tiene claro que el puesto es 'nuestro'. «Estoy convencido de que va a ser para un español o una española», dijo ayer el ministro, en un intento por no situarse él mismo como máximo aspirante aunque desde el Gobierno no se ha pensado en otra opción, salvo sorpresa de última hora.

El Consejo de Europa tratará ese nombramiento en febrero. Mientras, el BCE seguirá con su plan de retirada progresiva de estímulos, reduciendo a 30.000 millones las compras mensuales de deuda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos