Las grandes empresas elevan un 3,8% sus ventas, pero dejan casi planos los salarios

En agosto los sueldos de las compañías con más de seis millones de facturación apenas crecieron un 0,5%, y el empleo subió un 4%

D. VALERA

madrid. Las grandes empresas -aquellas con una facturación superior a los seis millones de euros- vivieron un agosto favorable con un aumento de las ventas del 3,8%. Una cifra que supone una ligera aceleración respecto al 3,5% registrado en julio y que a falta del dato de septiembre supone una mejora respecto al segundo trimestre del año pasado. Sin embargo, esta evolución positiva de sus ingresos no se trasladó a los salarios de los trabajadores, que apenas se revalorizaron un 0,5% en el octavo mes del año. Así consta en el informe sobre Ventas, Empleo y Salarios que publicó ayer la Agencia Tributaria.

En concreto, estas grandes corporaciones alcanzaron los 70.879 millones de euros en ventas en agosto. La mayor parte de ellas correspondió a operaciones interiores (54.784 millones) con un incremento del 2,6%, un crecimiento en la línea del avance de la demanda nacional. Asimismo, estas compañías elevaron las exportaciones un 8,4%, una subida superior al 7,9% registrado en julio. Es decir, estas sociedades no han notado, de momento, ninguna desaceleración en las ventas al exterior a pesar de la amenaza del proteccionismo. Asimismo, a diferencia de las pymes, estas empresas reparten casi a la mitad las operaciones dentro de la UE o fuera de ella.

El informe también muestra el buen comportamiento del mercado laboral. En concreto, el empleo en las grandes empresas aumentó un 4% en agosto en comparación con el mismo mes del año anterior. Así, la plantilla del conjunto de estas sociedades alcanzó los 5,15 millones de trabajadores. Sin embargo, este incremento refleja una ligera desaceleración de una décima respecto a junio y julio. Una vez más fueron las compañías del sector servicios las que lideraron la creación de empleo con un aumento del 4,4% en tasa anual, mientras que la construcción aumentó un 3,6%; seguido del 2,9% de la industria. Pero no en todas las áreas se mejoró el empleo. De hecho, descendió un 0,6% en las empresas relacionadas con la energía.

En los primeros ocho meses del año el empleo en estas grandes corporaciones se ha incrementado un 3,9%, una cifra superior a la previsión de creación de puestos de trabajo a nivel general. De nuevo es el sector del comercio y la hostelería -que tiene unas retribuciones más bajas- el principal impulsor del mercado laboral con un avance del 4,7% gracias a la temporada turística. Un comportamiento muy superior al 2,9% registrado en la industria. La construcción prosigue con su recuperación y en los primeros ocho meses acumula un incremento de mano de obra del 2,3%. El peor resultado se sitúa en el sector de la energía y el agua con una caída del empleo hasta agosto del 0,9%.

La variable donde las grandes empresas obtienen peor resultado es en la retribución de los trabajadores. Y es que estas compañías apenas mejora un 0,5% de media el salario de los empleados. En concreto, el sueldo medio bruto se situó en los 1.902 euros al mes. De esta forma, se sitúan muy lejos del incremento salarial del 1,4% pactado por convenio. En cualquier caso, supone volver a las cifras positivas después del descenso que las remuneraciones registraron en julio (-0,2%). Los salarios más bajos se pagan en el comercio y la hostelería (1.670 euros brutos), seguidos de la construcción (2.056 euros), la industria (2.261 euros) y la energía (3.692 euros).

Fotos

Vídeos