El gasto en políticas de empleo cae un 38% en siete años

UGT denuncia que la tasa de cobertura de los parados se ha reducido del 78,4% en 2010 al 54% en 2017 y pide un plan de choque

D. VALERA

madrid. Los recursos destinados a las políticas de empleo se han reducido un 38% en siete años. En concreto, han pasado de los 38.717 millones de euros en 2010 a 23.806 millones en 2017. Así lo denunció ayer UGT en un comunicado en el que también acusó al Gobierno de hacer primar los criterios económicos en vez de los sociales en su política laboral, lo que, a su juicio, evita que la recuperación se traslade a los trabajadores y desempleados.

En concreto, el sindicato recordó que la tendencia descendente en el gasto de empleo se mantiene en los Presupuestos de 2017 con un retroceso del 3,9%. Así, destacó que la cuantía para prestaciones por desempleo desciende a 18.027 millones, un 6,7% menos que el ejercicio anterior, a pesar de que todavía hay 4,2 millones de parados, según la Encuesta de Población Activa (EPA). Por otra parte, aunque admite que las partidas para políticas activas se elevaron un 6,3%, considera que se destinan de forma mayoritaria a pagar las bonificaciones de las cotizaciones por contratación y no a mejorar los servicios de empleo. Además, UGT criticó que la tasa de cobertura de los parados haya pasado del 78,4% en 2010 (cuando había 4 millones de parados registrados) al 55% en 2017, con 3,5 millones de desempleados apuntados al paro.

El Gobierno justifica este menor gasto en desempleo por la mejora de los datos de paro. Sin embargo, desde UGT rechazan este argumento y consideran que se debe al «endurecimiento de las condiciones de acceso a las prestaciones» o por el «agotamiento» del tiempo de prestación por la prolongación de la situación de desempleo. En este sentido, recordaron que el 54,4% de los parados llevan más de un año buscando un puesto de trabajo.

Para tratar de corregir esta situación, UGT insiste en la necesidad de aprobar un plan de choque que atienda a «las personas en desempleo con mayores dificultades de inserción, como mayores de 50 años y jóvenes».

Fotos

Vídeos