Fórum Filatélico asignó sellos por partes para «cuadrar cuentas»

El expresidente Briones afirma que él mismo fijaba los precios cada trimestre, siempre con subidas que vincula a su demanda interna y el IPC

J. A. BRAVO

madrid. Fórum Filatélico llegó a asignar «porcentajes de sellos» con el fin de que «cuadrara la contabilidad», pese a ser una práctica totalmente inusual en este mercado y desaconsejada por los expertos. Tal extremo fue reconocido ayer por el presidente de esta polémica empresa, intervenida en mayo de 2006 ante la sospecha de que había constituido una estafa piramidal con un agujero de casi 3.800 millones.

En la segunda jornada del juicio que sienta en el banquillo a una treintena de sus responsables, Briones no fue capaz de dar al tribunal de la Audiencia Nacional explicaciones convincentes sobre cómo la compañía podía garantizar una jugosa rentabilidad a sus clientes a varios años vista, y con independencia de otros condicionantes. La Fiscalía, que siguió interrogando a Briones, sostiene en su escrito de acusación que en sus listas de precios fijaba unas valoraciones «muy superiores a las del mercado».

La clave, reconocida por el propio expresidente de Fórum, era que la entidad asumía por escrito la obligación de recomprar los sellos «al termino de los contratos y a un precio todavía mayor», apostilló el fiscal. El principal acusado lo confirmó escudándose en que, de no haber sido así, «nos hubiéramos convertido en el mercado de la Plaza Mayor» de Madrid, donde tuvo su primer contacto con la filatelia.

Pero en ese lugar el valor de la mayoría de los sellos era muy distinto, al igual que en la filatelia en general -según confirmaron en la fase de instrucción varios informes de expertos-, y por eso en Fórum habrían decidido establecer una especie de coto cerrado, inquirió el fiscal. Teniendo en cuenta «la presión que como actor (importante) teníamos en el mercado, podíamos hacer ese tipo de afirmaciones», dijo Briones para justificarse.

El fiscal sostiene en su escrito que la empresa filatélica llegó a publicar hasta 108 listas de precios, aunque su expresidente dijo no recordar cuántas. Lo que si afirmó era que las elaboraba cada trimestre el máximo responsable de Fórum, primero su antecesor y luego él mismo. ¿Y en qué se basaba? Pues tampoco supo concretarlo, primero habló de sus «propios cálculos» y luego se refirió a la evolución de la economía, del IPC y de su demanda interna.

«¿Cómo le podía decir entonces a sus clientes que dentro de 15 años tenían una rentabilidad garantizada?, ¿les contaba que corrían algún riesgo», le preguntó el fiscal. Pero Briones, de nuevo, evitó dar una respuesta directa. «La historia del sello demostraba una tendencia alcista», dijo sin aportar documentación oficial al respecto, para a continuación alegar que «el riesgo de equivocarse era para la empresa».

El fiscal le recordó a ese respecto que la casa de subastas Sotheby's consideró «sobrevalorados» sus sellos. Briones explicó que se adjudicaban a los clientes «series completas y años enteros», por lo que algunos «se llevaban más de los pagados». También se llegaron a vender algunos parcialmente para «cuadrar importes en cuentas y auditorías».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos