Hacienda determina que las ventas por Wallapop o eBay deben tributar un 4%

Las transacciones online de segunda mano están gravadas con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales como las operaciones tradicionales

D. VALERA

madrid. Las operaciones de compraventa realizadas a través de plataformas online como Wallapop o eBay están sujetas a la misma tributación que las transacciones de segunda mano del comercio tradicional. Esto significa que deben pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que en su modalidad de transacciones onerosas tiene un tipo del 4%. Así lo determina la Dirección General de Tributos, el organismo encargado de interpretar la normativa fiscal, en la respuesta a una consulta vinculante.

En este sentido, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señaló ayer que «no se trata de ninguna novedad legal», sino de aplicar las mismas reglas tributarias a las dos modalidades de transacciones. «El comercio online no puede ser diferente de lo que han sido las transacciones comerciales normales», explicó Montoro tras participar en las Jornadas Tributarias del Consejo de Economistas Reaf-Regaf.

En concreto, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) es el que grava, por ejemplo, la venta de un coche de segunda mano. Lo normal es que en esa operación no se produzca un beneficio porque el producto se ha devaluado, lo que hace que no haya una ganancia patrimonial para el vendedor. Sin embargo, el comprador sí que tiene que abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas, que es de carácter autonómico. De hecho, debe abonarse en el plazo máximo de 30 días a contar desde la realización de la transacción.

Pues bien, ahora lo que hace la Dirección General de Tributos tras la consulta realizada por un contribuyente que deseaba aclarar si este tipo de operaciones comerciales estaban sujetas a algún tipo de impuestos, es aplicar la misma norma para el comercio online. Es decir, la persona que adquiere un bien en una plataforma como Wallapop es quien debe pagar este impuesto. Sólo en caso de que exista una plusvalía en la operación, por ejemplo en la venta de un cuadro que se haya revalorizado, el comprador tendrá que declararlo como ganancia patrimonial en el IRPF. Asimismo, la interpretación también determina que estas operaciones no están sujetas al IVA siempre y cuando se realice entre particulares.

En cualquier caso, en la actualidad es muy complicado que la Agencia Tributaria tenga la capacidad técnica y los efectivos necesarios para poder controlar las transacciones que se realizan en este tipo de plataformas. Además, el organismo prioriza las investigaciones en casos en los que detecta una ganancia patrimonial, que debe ser justificada. En cualquier caso, supone fijar un criterio que en el futuro pueda llevarle a trabajar en sistemas informáticos para identificar este tipo de operaciones. Algo que, por ejemplo, ha empezado a realizar en el caso de los alquileres turísticos realizados a través de plataformas online como Airbnb.

En cualquier caso, la interpretación de Hacienda ya tuvo ayer la respuesta de una de las plataformas afectadas. Así, Wallapop explicó a través de las redes sociales que la legislación «deberá ajustarse a la situación real del mercado». Pese a todo, la popular compañía digital ofreció a las autoridades su «colaboración de forma activa». En este sentido, aseguró que el objetivo debe ser «poder crear un marco legal que sea coherente y realista con los nuevos modelos de consumo colaborativos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos