La 'caza fiscal' de la UE llega a Amazon, que debe pagar a Luxemburgo 250 millones

A. LORENTE

BRUSELAS. Después de tres años de compleja investigación, la Comisión Europea dictaminó ayer que el Gobierno de Luxemburgo deberá recuperar en torno a 250 millones de euros en concepto de impuestos no pagados durante el periodo comprendido entre 2003 y 2011. No se trata de una multa, sino de cobrar algo que debió ser abonado. Las sanciones llegarían si el Gran Ducado o la empresa afectada se niegan a cumplir la orden. De momento, ambos ya han manifestado que no comparten la decisión y que recurrirán. Es paradójico, ya que en la práctica supone que Luxemburgo litigue en contra de que sus contribuyentes reciban 250 millones de euros.

La encargada de anunciar el enésimo zarpazo a las multinacionales estadounidenses fue la poderosa comisaria de Competencia, Margrethe Vestager (sucedió al español Joaquín Almunia en el cargo). Su mensaje no dejó lugar a dudas. Muy clarito, para que todos lo entiendan. «Luxemburgo concedió beneficios fiscales ilegales a Amazon. Como resultado, casi tres cuartas partes de sus beneficios no tributaron. En otras palabras, a Amazon se le permitió que pagara la cuarta parte de los impuestos que pagan otras empresas locales sujetas a las mismas normas fiscales nacionales. Y según las normas de la UE sobre ayudas estatales, esto es ilegal».

Se trata de un nuevo caso dentro del expediente de los llamados 'tax rulings', que son una suerte de trajes fiscales hechos a medida por determinados Estados miembros para atraer a las grandes multinacionales pagando un Impuesto de Sociedades irrisorio. Holanda, Luxemburgo, Malta o Irlanda son algunos de los países que están en el foco y que se han visto contra la espada y la pared después de que estallase el 'Luxleaks', un escándalo fiscal que conmocionó la UE y salpicó al presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker.

13.000 millones de Apple

Por otra parte, la comisaria danesa también anunció que han decidido llevar al Gobierno de Irlanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión por su negativa a atender los requerimientos que la Comisión lanzó hace algo más de un año para que recupere en torno a 13.000 millones de impuestos no abonados por Apple, otro de los gigantes americanos que están en el punto de mira de Vestager. Este paso supone abrir la puerta a la vía de las sanciones. «Los Estados miembros deben hacer progresos suficientes para restablecer la competencia», recalcó.

Fotos

Vídeos