Las exportaciones, ante el reto de abrir nuevos mercados más allá de la UE

J. TAHIRI

madrid. Las exportaciones españolas sacan músculo tras el pulso mantenido con la crisis en los últimos años. Sin embargo, se enfrentan al reto de seguir creciendo con mayores salarios y en mercados inéditos. En la mesa redonda celebrada ayer en el Foro Vocento sobre Exportación, los expertos coincidieron en que las empresas deben mantener su competitividad aumentando su presencia fuera de Europa y encarando el nuevo horizonte de incrementos de sueldos, tras las últimas congelaciones salariales.

María Peña, directora General de Cooperación Institucional y Coordinación del ICEX, lamentó que «una de las debilidades de España es la excesiva concentración de las exportaciones en un único mercado, la UE». En sus palabras, si bien la crisis ha dado lugar a una cierta diversificación «hay países como China o Rusia donde nuestro crecimiento es limitado». En concreto, Peña resaltó que la presencia de las exportaciones españolas en países que «absorben el 30% de la demanda global como Estados Unidos, Japón o China es menor».

«La UE siempre va a ser nuestro destino principal. Sin embargo, en los próximos años el 90% de la producción se hará fuera en la UE, y tienes que estar ahí, por eso hay que salir de Europa», remarcó Alfredo Bonet, director de Internacional de la Cámara de Comercio de España.

Este reto irá de la mano de las subidas salariales que se sucederán en los próximos ejercicios. El director de Economía y Asuntos Europeos de CEOE, Bernardo Aguilera, llamó a rebajar la carga tributaria de las empresas para mantener la competitividad. «Dentro de los costes laborales y de producción, los salarios son una parte, pero no la única. Otra son las cotizaciones a cargo del empleador, en las que España es uno de los países con una carga mayor», remarcó para concluir que «el mensaje no es congelar los salarios, sino mirar a otros costes que se puedan contener».

Otro factor será apostar por la innovación y la tecnología. «La competitividad es un concepto más amplio que vender más barato. Se puede exportar con salarios mayores, solo hay que observar a Alemania. China, cuando entro en la OMC, aumentó su cuota exportadora de todos los países, salvo de España. Eso es competitividad», valoró Bonet.

Los productos con componente tecnológico son menos vulnerables al factor precio. «Hay margen de mejora en las cadenas globales de valor, donde España está más próxima al producto final», sostuvo Bernardo Aguilera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos