El euro vuelve a cambiarse a 1,20 dólares, su nivel más alto en dos años y medio

J. M. CAMARERO

madrid. La cotización del euro ha ido ascendiendo progresivamente en las últimas semanas hasta que ayer alcanzó una cota que no veía desde el mes de enero de 2015: la divisa comunitaria se cambia por encima de los 1,20 dólares, después de que ayer repuntara un 0,2%, una subida suficiente para alcanzar ese nivel.

En realidad, la moneda europea se encuentra en un proceso de revalorización continuo desde el pasado mes de diciembre, cuando fijó su cambio en los 1,03 dólares, un mínimo que no veía desde el año 2002. Desde entonces se ha apreciado más de un 15% frente al billete verde. Era el momento en el que el presidente de EE UU, Donald Trump, iba a acceder al cargo y la divisa norteamericana se hundía a la espera de las medidas que pudiera tomar el nuevo inquilino de la Casa Blanca. En este periodo, la Reserva Federal (Fed) ha impulsado su política de incremento de tipos de interés, mientras sigue la incertidumbre sobre las políticas económicas que desarrollará el país, lo que lastra a su moneda.

Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha proseguido con su programa de estímulos monetarios sobre el que hasta hace poco parecían no existir dudas sobre su continuidad. Aunque en la reunión de banqueros centrales que tuvo lugar en julio en Sintra (Portugal), los analistas comenzaron a interpretar sus palabras como una posible retirada de esas ayudas. La puntilla a su posición la dio la semana pasada en la cumbre de Jackson Hole (EE UU), en la que no quiso realizar ningún comentario acerca de su programa. Y ni siquiera mencionó su preocupación por el hecho de que el euro se encuentre tan fuerte.

Las miradas, hacia el BCE

La próxima intervención de Draghi tendrá lugar el 7 de septiembre, tras la reunión del consejo de gobierno del BCE. En ese acto, o en la cita de octubre, el banquero podría dar alguna pista sobre las decisiones que tomará en los próximos meses, después de cuatro años de ayudas.

En la escalada del euro también influye la buena evolución económica de la zona euro, lo que podría llevar su cambio hasta los 1,25 dólares a medio plazo. Este ascenso repercute negativamente en las exportaciones de los países comunitarios que comparten moneda, al ser sus bienes y servicios más caros con respecto al exterior. Aunque, al mismo tiempo, se reduce el coste de las importaciones, sobre todo para países netamente receptores como el caso de España.

Fotos

Vídeos