El Estado sale al rescate del FROB tras perder otros 1.700 millones el año pasado

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. :: efe
El ministro de Economía, Luis de Guindos, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. :: efe

Ayuda con 3.000 millones al Fondo, cuyo agujero patrimonial supera los 1.600 millones por las minusvalías latentes de BMN y Bankia

JOSÉ M. CAMARERO MADRID.

El rescate público del sector bancario incrementa su factura con el paso de los años, al mismo tiempo que el organismo que lo gestiona cada vez precisa más ayuda de la Administración. La radiografía que muestra el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) volvió a arrojar unas pérdidas de 1.693 millones en 2016. Las cuentas del Fondo, que controla las participaciones del Estado en las entidades intervenidas, han empeorado un 11% con respecto a las de 2015. Su situación es tan delicada que si se tratara de cualquier compañía al uso estaría abocada a la quiebra. Porque las deudas del FROB (15.963 millones, procedentes en gran parte de las ayudas que recibió España de la UE en 2012) superan a los activos disponibles (14.354 millones por las participaciones que tiene en Bankia, BMN y Sareb, además de apoyos a Banco CEISS y Caja 3). En total, el patrimonio neto se sitúa en -1.609 millones.

Por eso, el Estado se ha visto obligado a respaldarlo con 3.000 millones de euros. Lo ha hecho convirtiendo parte del préstamo que concedió al Fondo hace cinco años en capital. Así, el patrimonio arroja un saldo positivo de 1.391 millones; y una deuda reformulada de 10.500 millones. En julio del año pasado, el Fondo realizó una amortización de una emisión de bonos simples emitidos en 2011 por importe nominal de 2.505 millones.

Las últimas cuentas anuales del Fondo de Reestructuración han desvelado el rosario de problemas que se le acumulan a esta institución por la valoración de sus participaciones bancarias. La puesta en marcha de la absorción de BMN por parte de Bankia refleja una realidad muy distinta de la que contabilizaba el Fondo hasta hace pocos meses. En concreto, el valor de su 65% en Mare Nostrum se ha visto reducido en 916 millones. Lo ha hecho teniendo en cuenta el «valor razonable de la entidad obtenido del proyecto de fusión» de ambos bancos, por el que la corporación presidida por José Ignacio Goirigolzarri lo estima en 825 millones. Se trata de un capital muy lejano a los más de 1.700 millones en los que el FROB fijaba su participación a finales de 2016. En marzo, la única entidad que se interesó por comprar el grupo de las antiguas cajas de Murcia, Granana, Sa Nostra y Penedés, ofreció 1.300 millones.

Tampoco ha mejorado la valoración del 65% que el FROB tiene en Bankia a través de Banco Financiero y de Ahorros (BFA, la matriz del grupo), al descender en 474 millones en el último ejercicio. En este caso, se ha debido a «la reducción del saldo de las plusvalías en las carteras de renta fija del grupo». El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha insistido esta semana en que antes de final de año el Gobierno podría autorizar la venta de algún paquete accionarial de esta entidad.

Además, se ha registrado un deterioro en la participación que el FROB tiene en SAREB -el banco 'malo' con el ladrillo de la banca- en 155 millones. Por otra parte, las garantías otorgadas a entidades como NCG Banco se han visto impactadas por el incremento de las provisiones relacionadas con conflictos como el de las cláusulas suelo.

Siete años en números rojos

No es la primera vez que el FROB registra pérdidas. En sus nueve años de vida, nunca ha cerrado un ejercicio en positivo -salvo el de su constitución-, aunque es en 2016 cuando el organismo ha aumentado sus números rojos con respecto al ejercicio anterior desde el rescate. En 2010, el agujero fue de 314 millones; en 2011 esa cifra se incrementó hasta 10.557 millones, para pasar a los 26.060 millones en 2012. Después se situaron en 2.787 millones, y en 1.523 millones en el 2015. En total, unos 43.000 millones perdidos en siete años. Este rosario de problemas se unen a los que ya arrastra el rescate desde que se puso en marcha. Hace dos semanas, el Banco de España daba por perdidos 60.600 millones, un 80% de los 77.000 millones inyectados a la banca.

Fotos

Vídeos