El 10% de los españoles más ricos concentra el 57% de la riqueza

La situación apenas ha cambiado desde los 80 pese a pasar dos grandes burbujas inmobiliarias y una crisis económica que todavía se siente en parte

J. A. B.

madrid. Tres décadas después la fotografía patrimonial de los españoles apenas ha variado en términos relativos, dado que la distancia entre los más pudientes y los menos se mantiene casi igual. En concreto, el 10% de quienes tienen mayores ingresos concentra el 57% de la riqueza del país, a una media de 813.000 euros por persona. Son las conclusiones de un estudio presentado ayer por la organización World Inequality Lab (WIL), que investiga la desigualdad a nivel mundial. En el caso de España varios economistas han analizado su evolución entre 1984 y 2014.

Y lo que se repite, en términos generales, es que pocas manos concentran mucho y viceversa. Así, dentro del referido 10%, un 1% reuniría al menos el 21% del patrimonio personal, lo que supone una media de tres millones de euros por persona. No obstante, este nivel podría alcanzar incluso el 24% si le sumaran los tres puntos en que estos expertos estiman los 146.000 millones que los españoles más acaudalados todavía tienen sin declarar en el extranjero, conforme a distintas estimaciones.

Otro dato que ilustra la diferencia abismal de ingresos entre unos y otros es que la mitad de la población menos rica solo concentra el 7% de la riqueza nacional. Se estima en 18.900 euros por persona frente al promedio general de renta, establecido en 144.000 euros con datos de 2013 y considerando el patrimonio inmobiliario (esto es, la casa en propiedad). Esa desigualdad se traduce así en una distancia de 7,6 veces.

A este escenario se ha llegado tras dos grandes burbujas del 'ladrillo', que triplicaron el precio de la vivienda en sendos períodos: uno entre 1985 y 1991, y otro de 1996 a 2008. Además, se ha pasado por la crisis económica-financiera más importante en la historia del país (2009-2015), de la que aún se sienten en parte sus efectos (paro y salarios).

De cara al futuro, los autores del estudio dicen que los cambios dependerán de las tasas de ahorro, altas antes de la crisis y ahora en retroceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos