España podría necesitar ajustes adicionales para cumplir el déficit de 2019

El BBVA estima que el desfase se situaría en el 1,7%, frente al objetivo del 1,3%, y que la política fiscal estará marcada por la falta de Presupuestos

D. VALERA

madrid. Los problemas del Gobierno para aprobar los Presupuestos, debido a la falta de apoyos por la crisis de Cataluña, unido a una moderación del crecimiento económico, puede obligar a España a realizar ajustes adicionales para cumplir el objetivo de déficit de 2019. Así lo advierte el BBVA Research, el centro de estudios de la entidad financiera, en un informe en el que sostiene que sin cambio en la política fiscal, es decir, sin cuentas públicas ni medidas económicas de peso, el déficit se puede situar «por encima de los objetivos de estabilidad».

En este sentido, el documento señala que en los dos próximos ejercicios «será necesario un ajuste de 0,9 puntos porcentuales del PIB al año para llegar a los objetivos exigidos por la Comisión Europea». Una reducción que puede ser difícil de conseguir teniendo en cuenta que la política fiscal en el bienio 2018-2019 «va a estar condicionada por el calendario electoral y la situación política actual», que ha impedido aprobar unos Presupuestos y frenado la agenda reformista del Gobierno. De hecho, el centro de estudios recuerda que están pendientes las reformas del sistema de financiación o de las pensiones.

De esta forma, el BBVA estima que en 2018 el desfase entre ingresos y gastos será del 2,3%, ligeramente superior al 2,2% pactado con Bruselas. La brecha aumentaría en 2019 al calcular un déficit del 1,7%, frente al objetivo del 1,3%. En cualquier caso, España saldrá del programa de déficit excesivo al situarse ya este curso por debajo del 3%. Es decir, dejará de estar bajo la vigilancia estrecha de las autoridades europeas por primera vez desde el inicio de la crisis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos