España modera la pérdida de competitividad respecto a la UE

D. VALERA

madrid. La economía española sigue perdiendo competitividad por la mayor inflación, pero lo hace a un ritmo menor. De hecho, logró moderar esa brecha respecto a la UE en el tercer trimestre del año. Así, según el Índice de Tendencia de Competitividad (ITC) publicado ayer, la economía española retrocedió un 0,5% respecto a los países comunitarios. Una pérdida que es menos de la mitad del 1,1% que disminuyó en el segundo trimestre. En cualquier caso, en los primeros nueve meses la serie es negativa con una pérdida del 1,2%.

Asimismo, si se compara sólo con la zona euro, la menor competitividad también se ralentizó con un retroceso del 0,3%, frente al 0,6% registrado en los tres meses anteriores. Estas mejoras se deben a que la tasa de inflación de España se ha aproximado a la media europea en los últimos tiempos. De hecho, mientras que en mayo la diferencia era de cinco décimas, se ha reducido a sólo dos en septiembre.

Por tanto, habrá que ver si esa tendencia a converger en precios se mantiene en la parte final del año, lo que repercutiría en una mejora de competitividad de la economía española, que acumula cinco trimestres consecutivos de pérdida frente a la UE después de haber disfrutado de once trimestres de ganancias. Y es que durante 2014 y 2015 la economía española se benefició de la inflación negativa, frente a las tasas positivas en la región comunitaria.

Por otra parte, los resultados comparados con la OCDE son más negativos. Así, en el tercer trimestre la competitividad cayó un 2,7%, lo que implica una significativa aceleración respecto al retroceso del 0,3% del segundo trimestre. Este claro empeoramiento se debe a la fuerte apreciación del euro en esos meses. De esta forma, la pérdida de competitividad respecto a esos países hasta septiembre fue del 0,9%.

Fotos

Vídeos