España deshoja la margarita de candidatos para retornar al BCE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, con su homólogo luso, Mario Centeno, en el Eurogrupo. :: efe/
El ministro de Economía, Luis de Guindos, con su homólogo luso, Mario Centeno, en el Eurogrupo. :: efe

El Eurogrupo inicia el lunes la selección de una vacante para la que De Guindos es favorito, pero si al final es una mujer suena Margarita Delgado

ADOLFO LORENTE

bruselas. Llega la hora de la verdad tras muchos meses de rumorología. El próximo lunes, día 22, se celebrará un Eurogrupo que obligará al Gobierno a deshojar la margarita sobre quién será el candidato que intentará hacerse con la vacante que el 31 de mayo provocará el portugués Vitor Constancio en el comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE). ¿Será Luis de Guindos el vicepresidente de Mario Draghi en el BCE? El lunes, según confirman fuentes comunitarias, se abre el plazo de presentación de candidaturas. La duda es saber si ese día, España resolverá la incógnita.

El movimiento va más allá de una simple elección personal porque, de confirmarse, obligará a Mariano Rajoy a impulsar una crisis de Gobierno. De ahí el silencio decretado en torno a esta trascendente elección. Porque si no es él, ¿quién? Salvo sorpresa, una mujer, ya que son muchos los toques de atención que instituciones como el Parlamento Europeo están dando en lo referido a las cuestiones de género.

Llegado a este punto, destaca sobre todo Margarita Delgado (ex del Banco de España y actual directora general en el Mecanismo Único de Supervisión del BCE), aunque también suena Eva Valle, directora de la Oficina Económica de La Moncloa, o Emma Navarro, una de las manos derechas de De Guindos, actual secretaria general del Tesoro.

La decisión es trascendente porque la cuarta potencia del euro, fuera desde mediados de 2012 de la cúpula económica de la UE como 'castigo' por el rescate financiero, no puede permitirse otro fracaso a la hora de lograr uno de los grandes puestos del sanedrín comunitario tras perder la batalla por el Eurogrupo en el verano de 2015. De Guindos ha jurado que «el puesto será para España» porque entre otras cosas está hablado con Alemania.

En marzo, decisión final

La opción de Luis de Guindos tienen la gran ventaja de que la decisión será estrictamente política y la tomarán los jefes de Estado y de Gobierno de la UE por mayoría cualificada en la cumbre de marzo. España cuenta con el aval de Alemania, Francia o Italia. Ni la opinión de la Eurocámara, que ha pedido por carta a una mujer, ni la del BCE, que no es partidario de tender puentes entre la política y la entidad, son vinculantes. Opinarán, pero la decisión la tomará el Consejo Europeo, es decir, Merkel, Macron, Gentiloni o Rajoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos