La rentabilidad de las distribuidoras de luz sube al 8% a pesar del impacto de la reforma

La CNMC propone al Gobierno que reduzca la retribución que reciben las empresas a partir de 2020 por llevar la electricidad a los hogares

JOSÉ M.CAMARERO

madrid. El negocio de la distribución eléctrica, una de las actividades que realizan las compañías del sector por las que el usuario les paga por llevar la luz desde las líneas de alta tensión hasta cada hogar o empresa, ha mejorado su rentabilidad en los últimos años hasta situarse por encima del 8% en 2016, el último ejercicio analizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en su informe sobre las retribuciones al sector.

El organismo destaca el incremento de la rentabilidad económica de esos negocios con una tasa de retorno sobre la inversión -el ROI, la medida que se utiliza para valorarla- desde el 6,57% de 2013 hasta el 8,16% de 2016. En el caso de la rentabilidad financiera (ROE), este ratio pasó del 8,8% de hace cinco años al 12,3% de hace dos, situándose en cualquier caso por encima del 10% en todas las firmas.

Estas cifras coinciden con el periodo en el que se puso en marcha la reforma del sector con la que el Gobierno modificó buena parte del funcionamiento de estos negocios regulados: aprobó nuevas tasas e impuestos, aplicó recortes en las retribuciones; y exigió nuevas condiciones a las firmas del sector.

El análisis tiene en cuenta los estados financieros de las principales empresas de distribución que operan en España a través de sus filiales: Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Hidrocantábrico y Viesgo. Estos grupos, junto a otros minoritarios, reciben cada año más de 5.000 millones por esa actividad, a través de lo que los consumidores pagan en sus facturas mensuales.

Ante este contexto, la CNMC ha llegado a la conclusión de que es necesario revisar, de cara al siguiente periodo regulatorio que comenzará el 1 de enero de 2020, la tasa de retribución financiera de la distribución de energía eléctrica. Así se lo aconseja a Energía, para que lo haga «mediante una metodología que la adecúe al coste de los recursos propios y ajenos de las distribuidoras, que han evolucionado a la baja durante el actual periodo».

En cambio, fuentes del sector sostienen que la CNMC «no pide una reducción de la retribución en ningún momento, sino que se limita analizar la evolución de la rentabilidad y a mencionar que se ha reducido el coste de la deuda». Consideran «positiva» la propuesta de revisar esas cuantías al posibilitar «un marco más estable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos