Vía libre para la OPA de Atlantia sobre Abertis, a la espera de la decisión de ACS

Fachada de la sede de Abertis en Barcelona. :: reuters

El regulador autoriza a la italiana la adquisición de la concesionaria por más de 16.300 millones, una oferta que ACS podría mejorar en breve

J. M. CAMARERO MADRID.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha abierto la puerta a que la compañía italiana Atlantia complete la adquisición de Abertis, tal y como había anunciado antes del verano. Al mismo tiempo, con su autorización para que se culmine esta compra, el regulador permite que otras corporaciones interesadas puedan pujar por la concesionaria española. Aún se encuentra pendiente de materializar la opción de que la constructora ACS, presidida por Florentino Pérez, que podría poner sobre la mesa una oferta lo suficientemente atractiva como para mejorar a la de la firma transalpina.

El permiso oficial de la CNMV llegó precisamente ayer, el día en el que el consejo de Abertis aprobó el cambio de sede social desde Barcelona a Madrid por la deriva del conflicto independentista en Cataluña. El beneplácito se plasma cuatro meses después de que Atlantia hiciera públicas sus intenciones en una operación que valora la concesionaria en 16.341 millones de euros. Entonces, ofreció 16,5 euros por cada título. Ayer mismo, las acciones de la corporación cerraron a 17,3 euros, esto es, con un valor un 5% superior al de la anunciada OPA, un escenario propicio para que Abertis reciba otras alternativas.

Si ACS quisiera participar en esta operación, tendría un plazo de hasta cinco días antes de que concluya el periodo de aceptación de la OPA que marque Atlantia a partir de hoy mismo. Tiene hasta un mes para pronunciarse al respecto y activar el mecanismo de adquisición. Cualquier nueva oferta que reciba Abertis tendría que mejorar la ya presentada por el grupo italiano. La constructora confirmó el pasado 22 de septiembre que estaba «estudiando» esta posibilidad, después de haber mantenido reuniones con inversores y bancos, aunque «hasta la fecha no se ha tomado ninguna decisión al respecto». Entre las fórmulas estudiadas por la firma presidida por Florentino Pérez se baraja la posibilidad de una OPA «con la participación de Hochtief», en la que controla un 70% de su accionariado. Hasta hace cinco años, ACS era también uno de los propietarios más relevantes de la concesionaria. En cualquier caso, si la constructora lanzase esta operación, Atlantia contaría con la posibilidad de mejorar su actual oferta, que incluye un pago en acciones equivalente al 23,2% del capital de Abertis.

El Gobierno teme perder el control de satélites e infraestructuras en favor de un grupo extranjero

Activos «estratégicos»

En el fondo subyace el poder por una compañía que se encuentra en sectores claves de la economía española. Abertis controla el 57% de Hispasat, el operador de satélites que podría quedar en manos de una firma italiana. Además, ese grupo transalpino liderado por la familia Benetton también se haría cargo de numerosas autopistas de peaje distribuidas por todo el país. Por eso, el Gobierno había mantenido una postura reacia a la OPA, alegando en todo momento el «interés general», dado el carácter estratégico de los activos que explota.

Sin embargo, Atlantia considera que su OPA no requiere el 'visto bueno' del Gobierno español, al asegurar que su eventual toma de control del grupo de concesiones de infraestructuras no entra dentro de los supuestos legales en los que el Estado deba autorizar el traspaso de las autopistas y los satélites que gestiona esta compañía. «A juicio de la sociedad italiana no es necesaria autorización en España en relación con la toma de control directa de Abertis e indirecta de su grupo de sociedades», asegura la compañía italiana en el folleto de la operación.

La compañía no prevé vender activos de la compañía española en virtud de la OPA que ha lanzado sobre el grupo de concesiones español, dado que pretende quedarse con la compañía de torres de telefonía Cellnex móvil y con Hispasat, operador de satélites que sólo contempla vender si así se lo pide el Gobierno. Así lo indica la compañía italiana en el folleto explicativo de la OPA aprobado por la CNMV.

Atlantia sólo quiere vender un 4% de Cellnex, con el fin de que la participación de Abertis en la compañía, actualmente del 34%, se sitúe por debajo de la cota del 30% y evitar de esta forma la obligación de lanzar una OPA forzosa por el 100% de la firma de antenas.

En el caso de Hispasat, indica que «tendrá en consideración las indicaciones de la Administración española en materias tales como la posible transmisión de todo o parte de Hispasat (o sus filiales) a terceros que cumplan los requisitos de idoneidad que se tengan por convenientes». No obstante, Atlantia ratifica su «voluntad de atender los intereses estratégicos del Reino de España» en relación a la participación del 90,8% de Abertis en Hispasat.

Fotos

Vídeos