La guerra por el cliente de telefonía alcanza máximos desde el fin de la crisis

La demanda de líneas de móvil y su portabilidad crece según lo hace su funcionalidad. :: reuters/
La demanda de líneas de móvil y su portabilidad crece según lo hace su funcionalidad. :: reuters

Los cambios de clientes de una operadora a otra superan los 612.000 por vez primera desde 2014 ante el empuje de la competencia 'low cost'

J. A. BRAVO

madrid. La recuperación económica -España va a terminar 2017 creciendo a un ritmo superior al 3% por tercer año consecutivo y su tasa de paro bajará al entorno del 17%, diez puntos menos que en lo peor de la crisis- está provocando que el mercado de las telecomunicaciones esté en plena ebullición en lo que respecta a batallas de ofertas ante los consumidores. Y el resultado es que los movimientos de clientes de un operador a otro están alcanzando niveles que no se veían desde enero de 2014, cuando se registraron 674.720.

Según los datos publicados ayer por la CNMC, solo el pasado mes de octubre se fueron de una compañía a otra 612.394 clientes, un 28% más que hace un año y el volumen más alto en los cuatro últimos ejercicios. Es más, la cifra acumulada desde enero supera los cinco millones de cambios de operador.

Los grandes beneficiados de esta lucha comercial por el usuario fueron precisamente los actores más pequeños del sector, los llamados operadores móviles virtuales que, además, en la mayoría de los casos actúan bajo el formato 'low cost'. Ganaron 11.059 clientes, mientras que la cuarta mayor compañía en España, Másmóvil, se hizo con casi cinco veces más (53.827).

Por el contrario, los primeros grupos del sector se vieron penalizados en la batalla de precios, sobre todo Orange y Vodafone, que perdieron 30.451 y 26.763 clientes, cuatro veces más de los que se dejó Movistar (7.672). Este, de hecho, sigue siendo el líder con una cuota del 29,5% en el mercado de líneas de voz con banda ancha móvil, seguida de las filiales de los grupos de telecomunicaciones francés (27,2%) y británico (25,6%).

La telefonía móvil concluyó octubre con 51,91 millones de líneas, un 1,1% más que hace un año tras ganar 42.000 nuevas altas en un mes, aunque en la modalidad de prepago descendieron un 8,5% frente a un alza del 4,5% en el resto. España tenía 46,5 millones de habitantes a principios de año, de los que algo más de siete millones tienen menos de 14 años y difícilmente cuentan con un dispositivo propio.

También la telefonía fija marcó máximos. Hasta 204.724 clientes cambiaron aquí de operadora en octubre, récord histórico y un 47% más que hace un año. Además, hubo 47.000 altas, lo que deja este mercado con 19,21 millones de líneas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos