Las grandes constructoras disparan un 84% su ganancia hasta 1.845 millones

J. A. BRAVO

madrid. El año pasado resultó, sin duda, muy bueno para las constructoras, que aprovecharon el crecimiento de la obra pública en España -un 39% más tras dos años de caídas- para impulsar con fuerza su beneficio. Entre los seis grupos más grandes del sector ganaron 1.845 millones de euros, un 84% más que durante 2016.

La más exitosa en este aspecto volvió a ser ACS, con un rédito de 802 millones, casi un 7% más. Sin embargo, la evolución más destacada fue de FCC, que dio la vuelta a sus pérdidas del ejercicio anterior (-161 millones) para terminar 2017 con un beneficio de 118 millones. OHL también iba en ese camino, pero al final se mantuvo en números rojos (-12,1 millones) pese a reducirlos un 97%.

En términos relativos, el mayor incremento en ganancias fue el 21% de Ferrovial (para un saldo de 454 millones), frente a un crecimiento de casi el 9% en Sacyr (130,6 millones). Acciona, sin embargo, fue la única que las redujo, un 37,5% (220 millones).

En cuanto a los ingresos, entre las seis alcanzaron los 66.470 millones, gracias en gran medida a que de media más del 75% de su negocio está en el exterior -los proyectos de obra pública licitados en España, pese a su crecimiento, se quedaron en 12.847 millones de euros-. El mayor músculo lo exhibió ACS, con 34.898 millones, un 9,1% más.

Solo ella facturó más que las otras cinco grandes firmas, donde Acciona fue la que más creció: un 21% hasta 7.254 millones. Respecto a la deuda financiera, casi todas la redujeron -en conjunto terminó en 18.180 millones- y, sobre todo, ACS (-87%), que ya solo debe 153 millones a la banca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos