Un año de gran calor hace que Inditex crezca al menor ritmo en tres años

El gigante textil, no obstante, es premiado por la Bolsa tras vender ganar 2.341 millones y vender un 9,5% más entre febrero y octubre

J. A. BRAVO

madrid. El termómetro, con un principio de otoño de temperaturas muy benévolas y meses antes una primavera bastante calurosa, ha pasado este año una factura apreciable al negocio textil. Hasta uno de los gigantes del sector, Inditex, lo ha reflejado en sus cuentas con el menor crecimiento en tres años.

Según sus últimos resultados presentados ayer, que van de principios de febrero a finales de octubre en consonancia con su ejercicio fiscal, sus ventas crecieron un 9,5%, la cifra más moderada desde 2014. En el mismo período del año pasado, por ejemplo, aumentaron a una tasa superior al 11%.

Aún así, su facturación se aproximó a los 18.000 millones de euros en nueve meses (en concreto, 17.963 millones), mientras que su beneficio neto se incrementó un 6,1% hasta alcanzar los 2.341 millones. Unos números en cualquier caso positivos que le valieron para obtener el respaldo de los inversores, en la mayor subida del Ibex-35.

En un día malo para el índice que reúne a las principales compañías que cotizan en España, los títulos del grupo dirigido por Pablo Isla se revalorizaron ayer un 1,72% para terminar cuantificando el emporio en casi 97.972 millones. Y cada participación vale ya 31,3 euros.

Respecto a la facturación de Inditex, al igual que sus competidores sigue debatiéndose entre dos aguas. De un lado, el crecimiento del comercio 'online' y las guerras de precios; por otro, el proceso de transformación de las tiendas de moda físicas. Con todo, el grupo no ha dejado de abrir nuevos establecimientos: hasta 212 -en conjunto suma ya 7.504- en 52 mercados diferentes, lo que eleva su presencia internacional a 94 territorios. Los últimos fueron en Minsk (Bielorrusia), con locales de Zara, Massimo Dutti, Pull&Bear, Bershka, Stradivarius, Zara Home y Oysho.

En consonancia con la moderación de su negocio este año, el resultado bruto de explotación avanzó un 6% y quedó en 2.993 millones. No obstante, su margen bruto mejoró tres puntos más (un 9%) y registró 10.319 millones, cubriendo así casi seis de cada diez euros en su facturación (el 57,4%).

Ciñéndose solo a las ventas en tiendas, tanto físicas como de internet, la mejora fue del 13%. En el lado negativo, los gastos crecieron un 10% hasta 6.746 millones, en gran medida por el coste de sus lanzamientos y locales nuevos.

De otro lado, Amancio Ortega, fundador y máximo accionista de Inditex, ha dejado de ser apoderado en las 53 filiales donde aún aparecía tras ceder el poder en 2011.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos