Facebook pagará los impuestos por publicidad en cada uno de los países donde los genere

R. C. MADRID.

La red social Facebook ha dado un giro radical en su política impositiva al anunciar que a partir de 2018 comenzará a abonar los impuestos relativos a la publicidad en el país donde los genere. Hasta ahora, todos sus ingresos tributaban en la sede que el grupo de origen norteamericano tiene en Dublín, con un gravamen del Impuesto de Sociedades más bajo que en el resto de países.

La decisión, anunciada por el director financiero de la corporación, Dave Wehner, supondrá que la facturación publicitaria tributará en los 25 países en los que cuenta con una oficina, entre ellos España. Facebook toma esta medida después de que haya sido acusada de evasión fiscal a través de la planificación tributaria.

En el caso español, existe una gran diferencia entre lo que obtiene por publicidad y los estados financieros que refleja en sus cuentas anuales. La firma (Facebook Spain SL, como se denomina oficialmente) reconoció unos ingresos de 7,8 millones de euros en España el año pasado, según consta en el Registro Mercantil, con unas pérdidas cercanas a los 500.000 euros. El último informe de IAB Spain -una organización de publicidad digital- estima que entre Facebook y Google generan más de 1.000 millones de euros en sus negocios en España cada año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos