Cerrojos Cays, un legado enriquecido por tres hermanas

Carmen, María del Águila y María José García Oliveros en la fábrica de Cerrojos Cays. /SUR
Carmen, María del Águila y María José García Oliveros en la fábrica de Cerrojos Cays. / SUR
Tribuna BBVA-SUR

El fabricante de Alcalá de Guadaíra nació hace 40 años gracias a la visión de un joven aprendiz de herrero y hoy es el líder andaluz y un referente nacional con ventas en el extranjero

E. FREIRE

María José, María del Águila y Carmen se implicaron en el negocio familiar desde muy jóvenes, empujadas y animadas por su padre, José García Guillén, que confió siempre en ellas para asegurar el futuro de un negocio enmarcado en la industria del metal, con casi nula presencia femenina entonces y en el que todavía hoy no abundan las mujeres. Las tres hermanas están ya al frente de Cerrojos Cays y ensalzan la figura de su padre, fallecido hace tres años, por su visión avanzada.

José García Guillén aprendió el oficio de herrero siendo casi un niño y trabajó como carpintero metálico antes de decidirse a montar su propia empresa en Alcalá de Guadaíra, dentro de un sector, la cerrajería, dominado por los industriales del norte. Primero se unió con dos socios, también trabajadores, que pronto abandonaron al ver las dificultades que entrañaba fabricar cerrojos.

El joven empresario perseveró en su primer tallercito de Alcalá, fue superando dificultades y se convirtió en un proveedor sólido para los almacenes de ferretería. La marca Cays (Cerrojos Andaluces de Seguridad) desbordó el mercado regional y se consolidó en toda España.

La emprea

Grupo.
Cerrojos Andaluces de Seguridad (Cays) es la empresa matriz del grupo, que tiene una segunda filial, Automatismos Sur, fabricante de puertas enrollables y basculantes. Otras dos nuevas líneas de negocio son los contenedores de aceites vegetales y de ropa usada y las piezas especiales a medida para la industria.
Instalaciones.
Tiene su fábrica en el parque empresarial Piedra Hincada de Alcalá de Guadaíra y una plantilla de 40 trabajadores.

El fabricante sevillano se trasladó a una nave industrial donde hoy trabajan 40 personas. Junto a los cerrojos, su segunda filial, Automatismos Sur, se dedica a las puertas enrollables y basculantes, que la firma vende a talleres metálicos. «Fuimos una de las primeras empresas andaluzas que lanzó las puertas automáticas que se abren con mando a distancia. Una de las primeras la instalamos en nuestra propia casa», recuerda Carmen García.

El grupo es líder en Andalucía en cerraduras y puertas automáticas y está en el 'top ten' del sector en España. En los últimos años ha diversificado su actividad con nuevas líneas de productos. Así, durante la crisis empezó a fabricar contenedores metálicos para recogida de aceites vegetales y ropa y calzado usados. Sus clientes son los gestores de residuos que trabajan para ayuntamientos y mancomunidades.

Una cuarta división se enfoca al sector industrial con la fabricación de piezas especiales a medida. «Con ello, ponemos nuestra maquinaria y personal especializado al servicio de terceros», subraya la empresaria.

Hace ya 15 años que Cerrojos Cays traspasó las fronteras nacionales e inició su andadura en el mercado exterior. La marca andaluza tiene una significativa presencia en Inglaterra, así como clientes en Irlanda y Colombia. Su último reto es mejorar los procesos de producción con nuevas tecnologías y el canal online.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos