Cabify se desmarca y afirma que es una agencia de viajes

El principal competidor privado de Uber, Cabify, no quiere que la sentencia del TJUE le salpique. Por eso ayer se apresuró a «puntualizar» su situación, que «está estrictamente sujeta al marco legal existente». Afirma que desde mayo de 2012 está constituida en Madrid como agencia de viajes y es justo a través de la misma donde «facilita la intermediación entre sus usuarios y un sector profesional preexistente: los transportistas titulares de licencias VTC». No obstante, dice estar abierta a cambios por parte del regulador aunque los taxistas mantienen un gran recelo hacia su actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos