La ‘app’ de alquiler de bicis Dropbyke arranca en Málaga con 170 vehículos

Mika Asikainen es cofundador de esta empresa./Ñito Salas
Mika Asikainen es cofundador de esta empresa. / Ñito Salas

Las bicis azules que ha desplegado esta empresa de origen lituano por la ciudad se localizan y desbloquean con el móvil y se pueden dejar, una vez usadas, en cualquier sitio

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

La ciudad tiene una nueva alternativa de movilidad sostenible. Este mes han aparecido desperdigadas por la ciudad unas llamativas bicicletas azules que suman una flota de 170 vehículos. Pertenecen a la empresa Dropbyke, de origen lituano, que tras instalarse en diferentes ciudades europeas ha puesto sus miras en Málaga. Su servicio de alquiler, pensado tanto para turistas como para la población local, funciona mediante una aplicación móvil y ofrece diferentes tarifas en función del tiempo de uso. «Hemos arrancado este mes tras realizar una inversión importante en la adquisición de las bicicletas. Tenemos buenas sensaciones», afirma uno de los fundadores de la compañía, Mika Asikainen. Este emprendedor finlandés se ha afincado en Málaga para gestionar en persona el arranque del proyecto.

Los usuarios pueden localizar las bicis disponibles a través de la ‘app’. Una vez elegida la más cercana pueden reservarla hasta 15 minutos antes y, una vez ya junto a ella sólo tienen que pulsar el botón «Empezar el alquiler» y la aplicación les proporcionará un código para desbloquear el candado. Una vez que se ha llegado al punto de destino y no se quiere usar más el vehículo, sólo hay que encadenarlo a un aparcamiento de bicis y presionar el botón «Finalizar el alquiler». La tarifa por hora es de 3 euros, con un máximo de 10 euros por día completo (24 horas). Además, si la bicicleta no se deja cerca de donde se cogió se carga un extra de 3 euros por cada kilómetro de distancia del punto de origen.

Vista de la ‘app’.
Vista de la ‘app’. / Ñ. S.

Dropbyke también ofrece un bono mensual de 30 euros que permite recorridos de media hora ilimitados (el tiempo que pase de esos 30 minutos se cobra según la tarifa normal). En esta modalidad no se cobra el recargo por dejar la bici en un lugar diferente del de inicio.

Las bicicletas de Dropbyke son de carácter urbano, por lo que la comodidad y la resistencia son sus premisas fundamentales. Todas están geolocalizadas para prevenir robos.

Mika Asikainen explica que la elección de Málaga como segunda localización española –la primera fue Barcelona– se debe a varias razones: «Aquí hay 360 días al año que son magníficos para pedalear. Es una ciudad bastante llana y con un tamaño ideal para moverse en bici y, además, es ‘bike-friendly’ gracias a las políticas del Ayuntamiento de promover el transporte urbano sostenible», afirma el socio de Dropbyke, que no niega que el auge del turismo que vive la ciudad es un atractivo añadido. La compañía ya está presente en urbes muy turísticas como Ámsterdam, Brujas o la mencionada Barcelona.

En parkings municipales

El cofundador de esta ‘app’ de movilidad sostenible asegura que se han instalado en la ciudad «con el visto bueno del Ayuntamiento», ya que están utilizando parte de los parkings de bicicletas que son de propiedad municipal. Asikainen no cree que supongan una competencia para el sistema de préstamo y alquiler de la EMT. «Somos un servicio diferente y complementario», afirma.

Para su arranque en la ciudad, Dropbyke ha elegido integrarse de la aceleradora de ‘startupsBolt. Desde Málaga, Asikainen está ya estudiando su expansión a corto plazo hacia otras ciudades andaluzas como Sevilla, Córdoba, Marbella o Fuengirola.

Temas

Málaga

Fotos

Vídeos