Diario Sur

De sastrería a multinacional

fotogalería

Pérez Casero, Víctor Liñero, Javier Caparrós, González de Lara, Cristina Álvarez, De la Torre, Ruiz Espejo, Carlos Conde y Daniel Pérez / Fernando González

  • El Corte Inglés celebra en Málaga su 75 aniversario con un recuerdo a Isidoro Álvarez

  • El grupo de distribución español, que lleva 40 años en la capital, realiza una mención especial a su División de Empresas en la celebración

La historia de El Corte Inglés tal y como hoy lo conocemos comenzó en plena postguerra, entre los años 1940 y 1941. Su origen fue una pequeña y modesta sastrería situada en la esquina de las calles de Preciados y El Carmen de la capital de España, con apenas nueve empleados. Fue el empresario Ramón Areces quien puso en marcha el negocio. Actualmente, la cadena, que celebra su 75 aniversario, suma más de 90.000 empleados, de los que casi 7.000 son de Málaga, donde está presente, a través de su División de Empresas desde hace 40 años. La conocida firma de grandes almacenes se convirtió en multinacional en 2001, después de abrir uno de sus mayores centros en Lisboa (Portugal).

El grupo de distribución español celebró anoche en la capital de la Costa del Sol sus 75 años. Málaga es la sexta ciudad española en la que la multinacional ha querido conmemorar su aniversario, después de haberlo hecho también en Sevilla, La Coruña, Barcelona, Valencia y Bilbao. Tan sólo resta realizar la celebración en Canarias y Madrid.

El acto, que tuvo lugar el Salón de los Espejos del Ayuntamiento, contó con la presencia de unas 300 personas, en su mayoría representantes del mundo empresarial, social e institucional de la provincia. Destacó la presencia en la celebración de una de las hijas del que fuera presidente del grupo hasta 2014, Isidoro Álvarez, sobrino de Areces, Cristina Álvarez Guil, actual consejera de El Corte Inglés.

La ceremonia del 75 aniversario consistió en la proyección de un vídeo sobre la historia del grupo, en el que se destacó que El Corte Inglés «es el resultado de la pasión de sus fundadores». Tomando el testigo de esta frase, el director Regional de Andalucía Oriental y Cádiz de El Corte Inglés, Juan Javier Caparrós, recordó el origen del grupo y a Ramón Areces, a quien se refirió como quien puso la semilla de lo que hoy es la empresa.

Pedro Luis Gómez, Manuel Castillo, Cristina Álvarez, Juan Javier Caparrós y Carolina España, entre otros asistentes.

Pedro Luis Gómez, Manuel Castillo, Cristina Álvarez, Juan Javier Caparrós y Carolina España, entre otros asistentes. / F. González

Sin embargo, el momento más emotivo de la celebración se produjo cuando Caparrós aprovechó el acto para rendir homenaje a Isidoro Álvarez, anterior presidente de El Corte Inglés. «Ha sido el alma y quien ha hecho que esta casa creciera, se desarrollara y se consolidara», dijo. «Todo lo que hoy es El Corte Inglés se lo debemos a él. Quien con dos palancas únicamente, su humildad y su trabajo ha hecho la realidad que somos», afirmó, agradeciendo en este sentido la presencia en el acto de Cristina Álvarez.

Asimismo, Caparrós recordó que fue Isidoro Álvarez quien hace más de 40 años gestó en su cabeza El Corte Inglés de la avenida de Andalucía de la capital, que el próximo año cumple su 38 aniversario. «Además, tomó una decisión valiente, porque aunque le aconsejaban que debíamos situarnos en el casco histórico, se fue al otro lado el puente. Nos situó en la prolongación y Málaga nos acogió de una manera excepcional. Ya el primer año superamos con creces las expectativas», recordó. Caparrós también se refirió a otra decisión del anterior presidente del grupo y que tuvo como finalidad agradecer a Málaga su acogida, al albergar en la capital de la Costa del Sol la dirección regional desde la que se llevan las provincias de Granada, Jaén, Almería y Cádiz. «Lo hizo porque Málaga dio mucho a El Corte Inglés», afirmó.

La celebración del 75 aniversario en la capital tuvo también otra dedicatoria especial, la División de Empresas del grupo, creada en 1960, y cuyo director nacional, Javier Liñero, recordó en su intervención a los primeros profesionales que desarrollaron su labor en Málaga antes de la apertura del El Corte Inglés en mayo de 1979, como Juan Ruiz, Juan Antonio González, Manuel Jaime, Monserrat Arenas y Jorge Pérez, por ser la base del proyecto que todavía están construyendo de la mano de su delegado Juan José Díaz.

La ceremonia fue clausurada por el alcalde, Francisco de la Torre, que deseó larga vida al grupo.