Diario Sur

La firma sevillana Novogreen siembra en los mejores estadios

Rafael Castro, director general de Novogreen.
Rafael Castro, director general de Novogreen. / Sur
  • La empresa, que ha puesto hierba en los campos del Sevilla, Real Madrid o Athletic, refuerza con dos fincas su salida al exterior con proyectos en Francia o Portugal

La empresa sevillana Novogreen ha conseguido poner de acuerdo a madridistas y culés. Esta compañía dedicada a la producción y venta de césped natural ha puesto lo mismo la hierba del Santiago Bernabéu que el césped en la casa del culé Piqué y su mujer Shakira. También en San Mamés, el Sánchez Pizjuán o la casa de Messi. El césped, aunque sea verde, no entiende de colores.

«La fundamos en 2005 una familia de agricultores de Córdoba, un ingeniero agrónomo y yo», explica el director general de la firma, Rafael Castro. Todos ellos tenían ya experiencia en el mundo del césped natural. Con una inversión de 180.000 euros, echaron a andar hace ahora once años.

Desde entonces, desgrana Castro, ha habido tres épocas:dos ejercicios de muy buenas cuentas (2005 y 2006) que coinciden con el ‘boom’ del ladrillo, cuando el 70% de la facturación de Novogreen era construcción; luego vino la crisis y «la salvamos creando nuevos productos, así que caímos un 30% en ventas, no un 70 como la competencia»; y ahora, «por fin», ha llegado el crecimiento.

«Con lo que ganamos los primeros dos años hicimos un fondo para poder invertir y de eso hemos vivido los años malos de crisis. Al contrario que otras empresas que redujeron gastos, inversiones y personal, nosotros aumentamos en tamaño y en variedades de césped, mejorando el negocio».

Otra de las claves de su buen momento es la diversificación. La empresa entró en mercados como el de campos de golf y de fútbol o la reventa de plantas. «También invertimos en dos nuevas fincas y salimos a Francia o Portugal», añade Castro. De hecho, sus ventas fuera de España crecen con fuerza:«Un 40% de nuestro volumen de negocio está en el extranjero». En España su cuota de mercado ronda el 30%, aunque hay zonas como Levante, Cataluña y Baleares donde tiene una cuota de mercado de más del 50%.

Con esas cifras sobre la mesa, Novogreen está hoy en números verdes. «De 2008 a 2014 tuvimos pérdidas, pero en 2015 facturamos 4,3 millones, con una rentabilidad del 5%;en 2016 vamos a cerrar con una facturación de 5,5 millones y un 8% de beneficios y, para el año que viene, tenemos previstos vender 6,5 millones y tener un 10% de ganancias».

Novogreen, que le ha dado la vuelta a sus cuentas para pasar de números rojos a arrojar beneficios, tiene una plantilla media de 40 trabajadores, entre los que están en obra, en las oficinas de Sevilla y en las fincas que explotan. Y el futuro, asegura Castro, pasa por seguir creciendo en plantilla y en proyectos. «En seis años queremos vender 11 o 12 millones de euros, estar en Francia, Italia, Alemania, Portugal, España y el norte de África», explica.