Gas Natural pide un «respiro» en renovables para no aumentar la factura de 9.500 millones en primas

El consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca.
El consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca. / Archivo
  • La compañía, que sube un 10% el dividendo para este año, exige prudencia al subvencionar energías verdes, cuyo coste impide que se refleje la caída "brutal" del precio de la luz en el recibo

El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Vilaseca, ha insistido en recordar que el importe de la factura eléctrica que pagan los consumidores en España se encuentra gravado especialmente por la "existencia de subvenciones que supone un 25% de lo que se paga", esto es, "unos 9.500 millones de euros que cada año se cargan a las renovables, algo que no ocurre en otros países". Por ello, el directivo de la compañía energética ha indicado que "merecería la pena dar un cierto respiro" a los proyectos eólicos u otros 'verdes' "evitando tensar aún más las finanzas del sector".

Vilaseca ha querido matizar que "no se trata de una moratoria" a las energías renovables. Pero sí ha explicado que puede ser prudente un plazo de espera porque "mientras las tecnologías se abaraten y las inversiones no necesiten tanto capital, no deberíamos anticiparnos como se hizo en el pasado, cumpliendo siempre con los objetivos del año 2020". De hecho, ha indicado que "cualquier nuevo relanzamiento de renovables no debiera comportar la elevadísima carga sobre la factura" que tuvieron las primas otorgadas en el pasado. También el presidente de la compañía, Salvador Gabarró, ha apostado por "la prudencia" para "no subvencionar algo que ahora no necesitamos" por la elevada capacidad de generación que tiene el sistema con respecto a la demanda de energía.

El consejero delegado de Gas Natural Fenosa ha realizado estas declaraciones en la comparecencia previa a la junta de accionistas de la firma en Barcelona, donde ha recordado la "brutal caída" que ha registrado el precio de la luz en el mercado mayorista diario, algo que, en su opinión, "no tiene comparación con ningún país" de Europa. "Ese descenso se está trasladando a la factura, aunque se diluye por los costes fijos del recibo", ha explicado. En cualquier caso, prevé que los precios se mantengan estables: "A medio plazo, no esperamos subidas importantes, más bien moderadas", ha sostenido.

Dividendos y sucesión

La junta de accionistas de Gas Natural de este miércoles aprobará el incremento de un 10% del dividendo para este ejercicio de 2016, lo que supone un incremento de unos 1.000 millones de euros. Salvador Gabarró también ha anticipado que, de cara al Plan Estratégico 2016-2018 de la empresa, se establecerá "un pago mínimo de un euro por acción" en cada año, o un 'pay-out' -porcentaje de beneficios destinado a dividendos- del 70% frente al 60% actual.

Sobre su sucesión al frente de la presidencia de la corporación energética, la junta también aprobará la renovación del cargo de Salvador Gabarró por tres años más. El presidente ha afirmado que espera irse "más pronto que tarde", aunque ha reconocido que "no depende" de él. "Me iré cuando me dejen, aunque ya tengo ciertas ganas", ha afirmado. El pacto entre los dos grandes accionistas de Gas Natural, Criteria y Repsol, determina que el banco elige al presidente de la energética y la petrolera al consejero delegado. Gabarró ha indicado que "no somos un problema" a Isidro Fainé, presidente de La Caixa. Gabarró ha explicado que se siente "responsable de no crear un problema" para la entidad.

Ante la nueva cita electoral del 26 de junio, el presidente de Gas Natural Fenosa ha reconocido que "frente al atasco político en el que estamos con un Gobierno en funciones desde diciembre", lo más recomendable es que de las elecciones generales "salga un Gobierno sólido y estable que actúe y vuelva a retomar la economía" española, "cuyas bases están bien asentadas" tras las reformas realizadas en los últimos años.