SEAT vuelve a ganar dinero, seis millones, por primera vez desde 2008

vídeo

El presidente de Seat, Luca de Meo. / Efe I EP

  • La automovilística, que facturó un 11% más el año pasado, confía en alcanzar una “rentabilidad sostenible” con el lanzamiento de la versión pequeña del nuevo Ateca en 2017

Después de seis años de crisis, la compañía automovilística SEAT ha conseguido superar las pérdidas al registrar su primer beneficio anual en 2015 con unas ganancias de seis millones de euros. Lo ha hecho a pesar del escándalo del trucaje de las emisiones los motores diésel en lo que supone el “primer paso para conseguir una rentabilidad sostenida en el futuro”, tal y como ha explicado el presidente de la compañía, Luca de Meo, durante la presentación de las cuentas corporativas en la sede central de Martorell (Barcelona).

La directiva de SEAT ha mostrado exultante una cuenta de resultados que pone fin a la etapa en la que había acumulado pérdidas que alcanzaron, en su peor momento, los 149 millones de euros (en 2013), y que se situaron en los 66 millones en 2014. En el año 2011, la firma se dejó 61 millones y en 2012 otros 30 millones de euros. Ahora, los resultados de la empresa han mejorado en todos los sentidos.

En primer lugar, en cuanto a las ventas generadas, por las que SEAT facturó 8.332 millones de euros el año pasado, un 11,1% más que el ejercicio anterior. Se trata de “la mejor cifra registrada en la historia de la empresa”, según ha recordado Holger Kintscher, vicepresidente financiero de la corporación. El mayor voluemen de negocio generado en 2015 se debe “al éxito del León, un modelo que fue el primero que inició el punto de inflexión en los resultados”, según Kintscher.

Además, el resultado operativo de la compañía -el estrictamente relacionado con la actividad de la empresa- también ha mejorado aunque aún se encuentra en negativo, con una cifra de -7,3 millones de euros, aunque muy inferior a los 166 millones que se dejaba en 2014. En el último año, los costes de personal de SEAT aumentaron en 48 millones de euros, por las contrataciones realizadas para reforzar la plantilla de su factoría catalana sobre todo en fines de semana. Y las inversiones alcanzaron los 586 millones, un 30% más que en el año anterior.

Primer SUV

La compañía, que vendió 90.000 unidades en Alemania -su principal mercado internacional-, espera “registrar un ligero incremento de ventas y seguir con la tendencia positiva durante 2016”, según ha indicado Luca de Meo. Esta previsión “dependerá del lanzamiento del Ateca”, ha expresado el presidente de la firma. Se trata del primer SUV de la marca, que se comenzará a comercializar a partir del verano y que supondrá “el inicio del lanzamiento de cuatro nuevos modelos en los próximos 18 meses”.

La empresa ha confirmado que en 2017 lanzará la versión pequeña del ‘crossover’ Ateca, un modelo del que sólo han mostrado las grandes líneas de diseño, pero con el que pretenden adentrarse en un sector del mercado que está creciendo a un ritmod el 25%. El nuevo pequeño SUV de la marca se fabricará en Martorell, lo que supondrá un aumento de la carga de trabajo para la factoría de la que el año pasado salieron 477.000 unidades, todo un récord para la planta catalana.

Estos resultados de SEAT no incluyen las provisiones que está realizando el Grupo Volkswagen para hacer frente a la crisis de las emisiones. Se trata de una partida de dinero que asumirá al 100% la matriz alemana, y no las diferentes marcas comerciales como la filial española. En cualquier caso, Luca de Meo ha indicado durante su comparecencia que “la prioridad es ofrecer una solución técnica a los afectados y garantizar un servicio rápido a estos clientes”. En las próximas semanas, SEAT iniciará la reparación del programa informático que mide las emisiones, que se completarán a lo largo de este año, aunque podría extenderse hasta el primer trimestre del próximo.

Temas