La industria pide gestionar directamente los cursos de formación

Antonio Garamendi.
Antonio Garamendi. / Archivo
  • La patronal Confemetal propone que el Estado les devuelva el 0,6% destinado a formar a los trabajadores y administrar esos 1.800 millones al año sin intermediarios

Los empresarios de la industria quieren gestionar directamente la formación continua que deben proporcionar a sus trabajadores sin que intervenga el Estado ni academias ajenas al sector. Es la idea que la Confederación Española del Metal (Confemetal) ha remitido a los partidos políticos de cara a las próximas elecciones generales. Para ello, proponen que el Estado "devuelva a las empresas el 0,6% aportado en concepto de cotización". Es decir, unos 1.800 millones de euros al año que ahora gestiona el Servicio de Empleo Estatal junto a las Comunidades.

La propuesta no surge de los casos de corrupción descubiertos en algunas regiones en torno a estos cursos. "Tienen que seguir existiendo controles", ha apuntado Antonio Garamendi, presidente de Confemetal. Pero a la vez ha insistido en que "no hay nadie mejor que un empresario para saber qué tipo de formación necesitan sus empleados". Garamendi ha explicado que si se modificará este sistema como Confemetal propone, "habría mucha más gente preparada para trabajar, no como ocurre ahora, donde hay falta de demanda de determinados puestos en la industria".

De hecho, la patronal ha recordado que "sigue habiendo desertizacion laboral en determinados puestos de trabajo", ha afirmado Garamendi. Por ejemplo, en el sector naval, "donde faltan especialistas precisamente por esa falta de formacion".

Entre otras medidas, Confemetal propone rebajar las cotizaciones sociales, "lo que repercutiría en creación de empleos y salarios", según Garamendi. También una rebaja efectiva del Impuesto de Sociedades, un mayor protagonismo de la negociación colectiva en el seno de cada empresa y una rebaja del precio de la electricidad"sacando de la factura todos los costes ajenos a la generación y la distribución".