Más de un año de trámites para la torre

El proyecto de la torre para un hotel de lujo en el Puerto de Málaga continúa con su larga tramitación administrativa, entre el rechazo de grupos políticos como IU, Málaga Ahora, Equo, Podemos o la Plataforma 'Defendamos nuestro horizonte', y el respaldo de PP, Ciudadanos y el PSOE. El edificio, de 135 metros de altura y 38 plantas, se ubicará en el Dique de Levante, lo que exige una modificación del Plan Especial del recinto portuario.

En estos momentos, es la Gerencia de Urbanismo la que está tramitando este paso, después de que el proyecto recibiera el visto bueno de la Consejería de Medio Ambiente con la Evaluación Ambiental Estratégica. Los inversores cataríes interesados en su ejecución tienen que renovar, antes del próximo mes de octubre, el aval de dos millones de euros que depositaron para hacerse con el proyecto hace tres años, ya que éste caduca, según desvela el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata. «Siguen teniendo interés, a pesar de que los trámites en las administraciones públicas son muy lentos», apunta.

A su juicio, la torre «contribuirá a superar la estacionalidad, porque incluye una zona de congresos, y puede funcionar tan bien como lo está haciendo el hotel vela W de Barcelona», sostiene Plata. El presidente de la Autoridad Portuaria estima que aún resta «más de un año» de trámites para que pudieran comenzar las obras, que no arrancarían, com0 mínimo, hasta 2020. Los grupos que se oponen al proyecto de la torre insisten en que «será el edificio más alto, en el lugar más emblemático y afectará al actual paisaje de la ciudad», dice el portavoz de IU, Eduardo Zorrilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos