Un emprendedor malagueño capta 34 millones de euros de financiación en Silicon Valley

De izquierda a derecha, Brian McEire, Alejandro Artacho y Hugo Monteiro, cofundadores de la plataforma. /
De izquierda a derecha, Brian McEire, Alejandro Artacho y Hugo Monteiro, cofundadores de la plataforma.

Spotahome, la empresa de alquiler cofundada por el esteponero Alejandro Artacho emplea a 200 personas

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

La plataforma de alquiler de viviendas y habitaciones para estancias de más de un mes Spotahome no sólo es una de las startups españolas de crecimiento exponencial. También figura ya entre las que han conseguido captar un mayor volumen de inversión de fondos internacionales y 'business angels' centrados en el emprendimiento. En su quinta ronda de financiación en sólo cuatro años, la firma acaba de lograr 34 millones de euros en una operación liderada por el fondo de inversión Kleiner Perkins, lo que supone el estreno en España del fondo de Silicon Valley y su quinta operación en Europa, donde ha apoyado proyectos como Spotify o GoEuro. En esta ronda inversora, tras una cuarta que sumó a finales de 2017 21 millones captados, han reforzado su presencia inversores presentes en la plataforma de intermediación, como Passion Capital y Seaya Ventures, informa la empresa en un comunicado. El gran salto comercial de Spotahome se produjo el pasado trimestre con la adquisición de Erasmusu, la comunidad online de estudiantes internacionales más amplia de Europa.

Spotahome Group

130.000
propiedades de 65 países están en la plataforma, que visitan tres millones de usuarios cada mes.
85%
de las operaciones de intermediación corresponden a inmuebles en el extranjero.
200
profesionales en Madrid y más de un centenar de freelance como 'home checkers' fuera de España.

Spotahome Group se ha convertido así en el primer holding europeo dedicado a intermediar en alquileres online con un porfolio de más de 130.000 propiedades repartidas en 450 ciudades de 65 países y con un tráfico mensual de tres millones de inquilinos en búsqueda de un lugar para vivir.

Noticias relacionadas

El modelo de negocio de Spotahome se centra en el mercado de alquiler residencial para estancias superiores a un mes de casas, habitaciones en pisos compartidos y residencias de estudiantes. La compañía fundada en 2014 por el malagueño Alejandro Artacho, el italoargentino Bruno Bianchi, el costarricense Bryan McEire y el portugués Hugo Monteiro dio un salto en su visibilidad entre inversores internacionales al imponerse entre más de 3.000 empresas en el South Summint de hace dos años, la mayor cita del emprendimiento del sur de Europa. La plataforma se limita a la intermediación, servicio por el que cobra una cantidad a inquilino y arrendador. A mediados de 2017 esta mediación generó un negocio de 45 millones de euros. El elemento singular de Spotahome está en la información exhaustiva sobre los inmuebles que gestiona, obtenida por agentes locales en cada cuidad gracias a vídeos de alta calidad en primera persona –la empresa presume de tener 'la mayor videoteca del mundo'– que muestran todos los detalles de la casa, fotografías 360º en alta calidad, planos, descripciones pormenorizadas incluso del barrio, una información 'blindada' que no puede alterar el arrendador.

La nueva inyección de capital se empleará para «respaldar inversiones en nuevos productos, mejoras tecnológicas, contratación de puestos de alta dirección que refuercen posiciones estratégicas en el plan expansión, y la mejora de la excelencia en la atención al cliente», informa la empresa, que asegura que el fondo Kleiner Perkins cuenta con 10 mil millones de dólares levantados a través de 20 fondos y cuatro fondos de crecimiento. Ha invertido a lo largo de su historia en proyectos pioneros como Google, Amazon, Spotify, Square, Uber, Twitter, JD.com, Waze, Nest, Ring y App Dynamics.

Un emprendedor malagueño con intenso rodaje chino

Su carrera en Derecho y Administración ha sido clave en su éxito profesional, pero el rodaje intenso con base de operaciones en China a partir de 2009 es el que preparó a Alejandro Artacho (Estepona 1986) para lanzarse a revolucionar la intermediación en el alquiler. Antes, arriesgó entre otras cosas, en la organización de viajes de lujo y en facilitar la exportación/importación con empresas españolas. La búsqueda de techo en Pekín, incluso si como él se domine el mandarín, fue la odisea que acabó inspirando la idea que perfiló con otros tres amigos y con la que facturaron un millón de euros ya el primer año. No le gusta que comparen Spotahome con Airbnb, pero si está decidido a convertir la plataforma, mimada a lo grande por los inversores, en el Amazon del alquiler planetario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos