Rindus atiende desde Málaga las necesidades de ‘software’ de grandes empresas alemanas

El equipo malagueño de Rindus, delante del edificio donde se ubican sus oficinas en el PTA. /SUR
El equipo malagueño de Rindus, delante del edificio donde se ubican sus oficinas en el PTA. / SUR

En un año esta compañía que externaliza los departamentos IT de firmas como Douglas ha alcanzado los 20 empleados y tiene planes de «crecer con rapidez»

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

En lenguaje cinematográfico se podría decir que Rindus es una secuela, o más bien un ‘spin-off’, de otra empresa, DreamIT, que tuvo un rápido y exitoso paso por el Parque Tecnológico. Había sido fundada hace cuatro años y medio en Hamburgo para desarrollar ‘software’ para un cliente con base en Gibraltar que no era capaz de encontrar suficientes profesionales IT en su zona. Buscando lugares donde captar trabajadores y formar equipos con más rapidez –y menor coste– que en Alemania, DreamIT recaló en el PTA por el consejo del amigo de uno de sus fundadores, Rolf Zipf: «¿Por qué no le echas un vistazo a Málaga?» Ni él ni su socio, Christo Ivanov, conocían la ciudad, pero en cuanto vieron la tecnópolis, con inquilinos como Accenture, Oracle o Ericsson, supieron que merecería la pena probar. Acertaron: en ocho semanas habían montado su primer equipo, en otras cuatro ya tenían el segundo y llegaron a alcanzar los 40 empleados... tanto éxito tuvo DreamIT que acabó siendo comprada en 2016 por su principal cliente.

Tras esta experiencia, los fundadores de DreamIT se dieron cuenta de que lo que habían hecho para ese cliente –encontrar a los profesionales adecuados para formar un equipo de IT externalizado que encajara a la perfección con sus necesidades– era muy valioso y podían hacerlo para otras empresas germanas. «Fundamos Rindus a principios de 2017. En Hamburgo está nuestra sede social, con cinco empleados que se dedican a la labor comercial y de soporte, ya que allí están nuestros clientes. En Málaga tenemos el centro de desarrollo, donde somos ya veinte personas trabajando», cuenta Christo Ivanov.

Rindus basa su filosofía en «la importancia de las personas». «Creemos que no son las tecnologías las que construyen grandes productos, sino las personas. Por eso nuestra tarea primordial es encontrar a personas brillantes y con talento. Y con ellas ayudamos a compañías a construir y gestionar equipos de profesionales IT. Nuestros clientes son internacionales, sobre todo empresas alemanas. Podemos nombrar a Douglas, que es la mayor cadena comercial de cosmética de Europa», apunta el socio de Rindus.

«Nuestros clientes buscan a los mejores desarrolladores de ‘software’, pero no pueden encontrarlos en sus localizaciones o no saben gestionar un equipo IT. Ahí es donde entramos nosotros: encontramos exactamente a los profesionales que necesitan, les organizamos y les integramos perfectamente en la organización, de forma que pueden se productivos muy rápidamente», añade el empresario.

En crecimiento

La compañía tiene planes de «crecer con rapidez» en el PTA. De hecho, está contratando trabajadores. «Actualmente estamos contratando a desarrolladores de ‘software’ de diferentes roles, especialmente con experiencia en las tecnologías web actuales. Además, buscamos ingenieros de calidad y DevOps», apunta su socio. Los empleados de Rindus no trabajan para diferentes clientes, sino que cada equipo está centrado al 100% en un proyecto. Trabajan en remoto, aunque ocasionalmente viajan a la sede de los clientes en Alemania.

La plantilla de Rindus se reparte al 50% entre profesionales de Málaga y venidos de otros países. «Somos un equipo internacional y tenemos compañeros de diferentes países europeos, como Polonia, Hungría y Alemania. Estamos particularmente orgullosos de haber convencido a varios compañeros españoles que trabajaban fuera para volver a casa», apunta Ivanov, que asegura que no tienen problemas para encontrar profesionales con un «excelente nivel de implicación y motivación».

No obstante, sí reconoce que hay cierto problema con el idioma. «En Málaga hay grandes candidatos muy cualificados, pero desafortunadamente no todos hablan inglés con la suficiente fluidez. Éste es uno de los mayores retos que tenemos y por eso ofrecemos clases gratuitas de inglés a nuestros empleados que necesitan mejorar su nivel».

Temas

Pta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos