La recuperación dispara el número de profesionales que «eligen» empresas

El paro se incrementó en casi 3.000 personas en septiembre en la provincia de Málaga. / SUR
El paro se incrementó en casi 3.000 personas en septiembre en la provincia de Málaga. / SUR

Randstad advierte de que cada vez más trabajadores refuerzan sus demandas para aceptar empleos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La precariedad y el desempleo continúan siendo los grandes caballos de batalla del mercado laboral y la economía en España. Según los últimos datos publicados por Eurostat, la tasa de desempleo en el conjunto de la Unión Europea cayó en agosto una décima, hasta situarse en el 7,6 por ciento y alcanzar su nivel más bajo desde noviembre de 2008. Esta cifra es nueve décimas inferior al 8,5 por ciento registrado en el mismo mes de 2016. En la zona euro se mantuvo estable por tercer mes consecutivo en el 9,1 por ciento, lo que representa su nivel más bajo desde febrero de 2009 y ocho décimas menos que el 9,9 por ciento registrado hace un año. España se mantiene como el segundo país de la UE con más paro (17,1 por ciento), sólo por detrás de Grecia (21,2 por ciento, con datos de junio).

Pese a los datos, las empresas de recursos humanos se muestran optimistas y destacan la evolución del empleo en los últimos años. La directora de Zona Andalucía Oriental de Randstad, Eva Miquel, recuerda que la contratación continúa creciendo «a dos dígitos» y que la cifra total de desempleados se ha situado por debajo de la barrera de los cuatro millones por primera vez desde 2008. Miquel defiende que las compañías «deben transformarse en empresas flexibles que sean capaces de adaptarse a las demandas de los profesionales» y señala que el último informe de Randstad revela que la reactivación del mercado laboral en España ha provocado una mayor exigencia también por parte de los trabajadores a la hora de elegir una empresa u otra, «de ahí que sea necesario responder a las demandas de los candidatos para atraer a los mejores profesionales, porque la captación de talento debe ser una de las grandes apuestas de las empresas».

El peor escenario es para los jóvenes. El número de menores de 25 años desempleados en España se situó en 572.000 en agosto, lo que supone un aumento de 4.000 jóvenes respecto al mes precedente. No obstante, en comparación con agosto de 2016, el paro juvenil se ha reducido en 57.000 personas. La tasa de desempleo se mantuvo estable en el 38,7 por ciento y se redujo en 4,4 puntos porcentuales respecto al mismo mes de un año antes. Entre los 28 países miembros de la UE, el número de desempleados menores de 25 años alcanzó los 3,754, un descenso de 20.000 personas, y la tasa de paro se redujo una décima, hasta representar el 16,7 por ciento.

España se mantiene como el segundo país de la UE con más paro, por detrás de Grecia

La tasa de paro masculina se mantuvo estable tanto en la eurozona (8,7 por ciento) como en la UE (7,5 por ciento), mientras el paro femenino se redujo una décima en ambos lados, hasta el 9,4 entre los países pertenecientes a la moneda única y hasta el 7,8 por ciento entre todos los Estados miembros. En España, las tasas de paro masculina y femenina se mantuvieron estables en agosto, en el 15,4 y 19 por ciento.

A nivel provincial, el paro se incrementó en septiembre en Málaga en 2.814 personas, lo que sitúa la cifra total en 149.135 desempleados, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En relación a hace un año, la provincia tiene 14.066 parados menos que en septiembre de 2016, con una bajada interanual del 8,62 por ciento.

Fotos

Vídeos