Tecnología malagueña al servicio del buceo militar de rescate

Un buzo de rescate con equipos de Randal System, empresa malagueña de ingeniería electrónica. :: sur/
Un buzo de rescate con equipos de Randal System, empresa malagueña de ingeniería electrónica. :: sur

La compañía de ingeniería electrónica Randal System fabrica placas, iluminación y sistemas de comunicación para que los profesionales puedan comunicarse bajo el agua

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Cada vez que un buzo de rescate se sumerge para explorar una zona, le acompaña una marca malagueña durante proceso. Se trata de Randal System, una empresa centrada en la ingeniería electrónica que lleva desde 2007 especializándose en un sector poco habitual, conocido como buceo profesional, militar y de rescate. La evolución de la compañía la ha llevado a ser proveedor directo de la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias, entre otras unidades de salvamento. La clave de este hito, según explica el propietario, Raúl Expósito, está en haber sabido adaptarse a las «complejas» necesidades de los profesionales.

La vinculación de la empresa con el mundo del buceo de rescate comenzó «por accidente», en el sentido literal de la palabra. Un cliente pidió a Expósito y su equipo la reparación de unos materiales que habían salido despedidos tras el vuelco de un vehículo. Durante las reparaciones les preguntaron si podían crear un circuito cerrado de televisión para que los profesionales en tierra siguieran el proceso bajo el agua a través de la pantalla. La respuesta fue «sí», y así comenzó un camino de especialización que pasó por fabricar los mecanismos de iluminación de las escafandras y la comunicación con el exterior.

Poco a poco la marca se fue haciendo popular en el sector, hasta que un día llegó a oídos de la Guardia Civil, concretamente al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas. La Benemérita «quedó sorprendida» por la calidad de las grabaciones, y comenzó a emplear material de Randal System. De ahí dieron el paso a otros cuerpos de seguridad, como la Unidad Militar de Emergencias, bomberos, Salvamento Marítimo, la Armada y equipos internacionales de rescate acuático -Venezuela, México, Israel y Arabia Saudí, entre otros-. Una vez asentados en el sector, el siguiente paso llegó cuando algunos de estos cuerpos solicitaron equipos específicos para su actividad, dejando atrás el catálogo de la marca y buscando que la ingeniera malagueña se adaptara a diferentes necesidades por encargo.

En un operativo de rescate acuático estándar suele haber varios buzos bajo el agua y un equipo de control «en seco», como se conoce en el argot del sector. La principal aportación de Randal System a este proceso está en la comunicación de ambos equipos «a través de lo que se conoce como un cordón umbilical». La empresa malagueña fabrica las placas de control que funcionan en tierra conectada a los profesionales, que pueden hablar entre sí. Además, el equipo registra todas las imágenes, que se graban y pueden ser emitidas en directo al puesto de mando. El material registrado puede ser revisado más adelante tanto para labores de rescate como formativas. «Estos sistemas garantizan la seguridad de los buzos, de ello depende que el operativo funcione», asegura Expósito.

La ingeniería de estos equipos permite además alertar al puesto de control si un buceador remolcado se ha soltado del propulsor, en qué momento y punto concreto. Las necesidades técnicas para este tipo de procesos son muchas y complejas. Los propios materiales han de ser de una calidad y componentes concretos, ya que el entorno en el que trabajan estas unidades suele ser «hostil, de difícil visibilidad bajo el agua y altas temperaturas y humedad en seco», explica Expósito.

En el aspecto comercial, la empresa cuenta con cinco empleados, y ha diversificado hacia la reparación de equipos de robótica que se emplean en el sector. Además, en las últimas semana, Randal System ha firmado un acuerdo con Grupo Cabello (Caberty), para ser el proveedor de ingeniería a sus productos especializados, según explica la directora comercial de la empresa, Ana Mendoza. El próximo martes, la empresa participará en unas jornadas de formación de la Guardia Civil en la que probarán nuevos equipamientos malagueños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos