El PTA quiere incorporar a las mujeres

Estudiantes y responsables de empresas compartieron ayer una jornada de trabajo en el PTA. / SUR

La asociación Andalucía Stem y empresas del parque colaboran para despertar en las estudiantes interés por las carreras de ciencias y las tecnologías

Sábado, 10 febrero 2018, 00:37

Suponen la mitad de la población, pero su presencia en las ciencias y la tecnología es minoritaria. Un talento que la sociedad no puede desaprovechar, porque se les está cerrando una posibilidad de desarrollo personal y profesional.

Stem es el acrónimo, con sus iniciales en inglés, de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. Profesores y profesionales del sector crearon la asociación Andalucía Stem. Y, junto con el Parque Tecnológico, han puesto en marcha la iniciativa ‘Andalucía Stem Girls’, con la que se trata de fomentar las vocaciones en estas ramas del conocimiento entre las jóvenes.

Actividades previstas

10 de marzo
Taller de programación.
14 de abril
Taller de robótica.
26 de mayo
Taller de impresión 3D.
23 de junio
Taller de ingeniería.
Dónde
Los talleres tendrán lugar en el Centro de Ciencia y Tecnología del PTA, con tres horas de duración.
Destinatarios
Niños y niñas (al 50 por ciento) de 9 a 12 años.
Inscripciones
Información a través de redes sociales en @AndaluciaStem y la web del PTA. El 15 de febrero se abre el periodo de inscripción.

En el Centro de Ciencia y Tecnología del PTA se presentó esta iniciativa a empresas del parque. Casi una veintena de directivos acudieron a la cita para conocer el proyecto. Y trabajadoras de Accenture explicaron de primera mano a estudiantes de varios institutos sus experiencias como empleadas de empresas de tecnología puntera.

Brecha de género

El director del PTA, Felipe Romera, se preguntó por qué las chicas no quieren estudiar ciencia o tecnología. Las convenciones sociales, la tradición o incluso el miedo a enfrentarse a estos estudios llevan a que poco menos del 20 por ciento de los estudiantes de estas carreras sean mujeres. Si tenemos en cuenta que el futuro del empleo estará relacionado con programación, robótica o tecnología, «estamos dejando a la mitad de la población sin perspectivas de futuro», afirmó. Y apuntó que esta ‘brecha de género’ puede ser mucho mayor y más dañina que la brecha digital. «Si la mujer no se incorpora a estos estudios, en diez años vamos a tener un grave problema social», avanzó Romera.

Organizarán talleres de programación y robótica a lo largo del curso y charlas y visitas para que conozcan lo que se hace en la tecnópolis

El presidente de la asociación, el profesor de tecnología José Carlos Clavijo, detalló los objetivos de la asociación. Se trata de divulgar y fomentar los estudios de ciencia y tecnología, incorporar nuevas metodologías en la enseñanza, divulgar el papel de la mujer en la tecnología y abrir una vía de colaboración con las empresas. «Fuera de aquí se conoce poco lo que se hace en el parque, y sería bueno que los estudiantes en general, y las chicas en particular, conozcan que aquí se trabaja en inteligencia artificial, en coches autónomos, en robótica, drones o en programación de todo tipo de aplicaciones», afirmó. Según Clavijo, la industria del futuro, que ya es presente, necesita la visión de la mujer para avanzar de una manera equilibrada e integradora.

Romera y Clavijo coincidieron en la necesidad de establecer vínculos entre las empresas del parque y los centros educativos. Y valoraron especialmente que una veintena de directivos acudieran a la presentación de sus actividades y se mostraran dispuestos a hablar de sus experiencias a un grupo de estudiantes. Así, Nuria Iglesias, de Accenture, explicó que su empresa, una multinacional, tiene 1.300 empleados en Málaga, y las mujeres suponen el 34 por ciento de la plantilla. El objetivo que se ha marcado la empresa es llegar a la paridad en 2027. «Necesitamos que las mujeres se incorporen a estas profesiones», dijo a los estudiantes. Yarah El Meziani Aisa, que también trabaja en Accenture, explicó que estudió Estadística, en Granada, una especialidad poco conocida, pero que a ella le ha dado grandes satisfacciones. «Estudiar esta carrera fue la mejor decisión que he tomado en mi vida», aseguró.

Secciones
Servicios