La pizza, un producto asequible que se hizo fuerte con la crisis

La pizza, un producto asequible que se hizo fuerte con la crisis

Muchos hosteleros malagueños se han refugiado en la comida italiana ante las dificultades económicas

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La pizza es un plato que nunca sobra en el menú. Pero, más allá de gustos culinarios, lo cierto es que se trata de un concepto que no sólo ha sobrevivido a los años más duros de la crisis, sino que se ha convertido en una alternativa en la que se han amparado muchos hosteleros. Samantha Poza, de la empresa familiar de distribución Apoza, explica que son varias características las que hacen que el plato italiano haya llegado a tantos restaurantes durante las vacas flacas.

«El precio final de una comida en una pizzería suele ser bastante asequible», explica. Así, las familias han optado en muchos casos a ir a comer o cenar a este tipo de establecimientos en vez de a otros con un precio medio más elevado. «En vez de ir a tomar pescado o carne, mucha gente ha optado por ir a tomar pizza en vez de quedarse en casa».

Noticias relacionadas

Como en una cadena, el motivo de que la cuenta de una pizzería sea asequible está en los precios de la materia prima, que a su vez con igual de accesibles para el pizzero. «Los ingredientes básicos de una pizza tradicional son estáticos y, por lo general, bajos», explica Samantha. «El único precio que varía en función del mercado es la mozzarella, que al ser un lácteo es un producto vivo y tiene otras características».

Por ello han emergido bastantes pizzerías en zonas en las que antes había otro tipo de negocios de restauración, como alternativa económica para toda la familia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos